NUTRICIÓN | Desayunar con avena acelera tu metabolismo | 800Noticias
800Noticias
Salud

Agencias

Los desayunos con avena son muy prácticos puesto que resultan fáciles de preparar. También resultan económicos y muy nutritivos. Por otra parte, te ayudan a perder peso sin tener que realizar apenas esfuerzo.

La avena es un alimento que puede acelerar el metabolismo debido a que contiene múltiples vitaminas y minerales que ayudan a regular los niveles de azúcar en el organismo.

Al promover esta función, el organismo aprovecha, de una forma más eficiente, la energía que recibe de los alimentos.

Beneficios de tomar desayunos con avena

La avena es un cereal rico en fibra soluble que genera una sensación de saciedad inmediata. Por lo tanto, resulta muy beneficiosa si queremos evitar comer por gula o ingerir cantidades innecesarias de alimentos calóricos.

Por otra parte, este tipo de fibra reduce la absorción de colesterol en el torrente sanguíneo, por lo que su consumo regular evita problemas cardiovasculares y favorece especialmente al corazón.

Para cerciorarte de obtener los beneficios de los desayunos con avena, lo más recomendable es no incluir demasiados ingredientes en la preparación y optar por su presentación natural; es decir, en hojuelas. De esta forma, te asegurarás de excluir alimentos innecesarios que puedan suprimir los efectos de la avena.

Sugerencia: Avena de fresa con crema

Uno de los sabores más populares y consumidos en las avenas comerciales es el de fresas con crema.

Ingredientes

1 taza de agua (250 ml)

½ taza hojuelas naturales (125 gr).

½ rama de canela.

½ taza de fresas picadas (125 gr).

1 cucharadita de vinagre balsámico (5 ml).

2 cucharadas de yogurt griego (30 ml).

1 cucharadita de extracto de vainilla natural (5 ml).

1 cucharada de miel (15 ml).

Preparación

En una olla pequeña añade el agua, la canela y la avena.

Cubre la olla y espera a que el agua hierva.

Cuando alcance el punto de ebullición, reduce la intensidad del fuego.

En un bol pequeño mezcla las fresas con el vinagre balsámico.

Presiona las fresas para obtener una pasta y añade el yogurt, la vainilla y la miel.

Mezcla todos los ingredientes y reserva.

Cuando el agua de la avena se haya absorbido por completo, añade la pasta de fresas.

Deja reposar durante 2 minutos, retira del fuego y sirve.

Foto: Cortesía

Fuente: mejorconsalud.com

Síguenos por @800noticias