+RECETAS | El mejor menú para mamá en su día | 800Noticias
800Noticias
Cocina

800 Noticias

El Día de las Madres es uno de los más especiales del año. Es el momento en el que debemos dar gracias a la mujer más especial de la familia, la madre. Para poder recompensarla por cada uno de sus esfuerzos nada mejor que un buen menú, preparado con todo el amor del mundo. Además, de un regalo que la haga sonreír y disfrutar de un pequeño momento que se merece. Atrévete con este menú completo, el éxito, el amor y la alegría están asegurados.

Calabacines rellenos de gambas

La receta de calabacines rellenos de gambas es un plato sano y delicioso. Las gambas le darán el sabor y la textura adecuada a esta verdura de temporada. Con unos ingredientes básicos vamos a cocinar un plato maravilloso. Toma nota de estos pasos y empieza a preparar unos calabacines de lujo.

Ingredientes:

  • 4 calabacines
  • 200 gr de gambas
  • 250 gr de merluza
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

  1. Lavamos los calabacines y los cortamos por la mitad a lo largo. Los cocemos con un poco de agua y sal hasta que estén bien tiernos. Dejaremos que se vayan enfriando, mientras preparamos el relleno.
  2. En una sartén con un chorrito de aceite sofreímos los ajos y la cebolla picados. Cuando estén bien pochados, será el momento de añadir el pimiento en dados.
  3. Por último, colocaremos la merluza y las gambas, todo bien pelado y troceado. Para darle color, añadiremos la salsa de tomate y el vino blanco.
  4. Con los calabacines fríos, sacaremos toda la pulpa y la añadiremos al relleno que tenemos en la sartén. Tardará unos 8 minutos en estar todo listo.
  5. Será el momento de rellenar los calabacines. Si te gusta el queso puedes ponerle un poco antes de calentarlos al horno.

Solomillo de cerdo ibérico con miel y mostaza

El primer plato de este menú para el día de la madre tendrá un sabor muy auténtico. Usaremos una carne noble como el solomillo de cerdo ibérico que se fusionará con una salsa dulce que con una intensidad casi tan grande como nuestro amor. Toma nota de esta receta porque triunfará allí dónde vaya.

Ingredientes:

  • Solomillo de cerdo
  • ½ decilitro de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de mostaza
  • 3 cucharadas de miel
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración:

  1. Vamos a preparar la carne del solomillo. La limpiaremos, quitaremos algunas pielecillas y el exceso de grasa que pueda tener este tipo de carne. Salpimentaremos la carne y la engrasaremos cubriéndola con aceite, la untamos con un pincel.
  2. El resto del aceite lo vamos a colocar en un cuenco. Añadimos al aceite la mostaza y empezaremos a batir hasta que estén todos los elementos bien mezclados.
  3. Colocamos la mezcla por encima del solomillo, nos aseguraremos de que se empapa bien, será el elemento que le dé el sabor que necesitará.
  4. Horneamos durante unos 10 minutos. Pasado este tiempo le daremos el toque dulce con la miel. Untamos de nuevo el solomillo.
  5. Volvemos a poner en el horno a 180º durante unos 5 minutos más. Dependiendo del tamaño del solomillo podrá necesitar un poco más de intensidad.
  6. Cuando vemos que ya está listo lo retiraremos del horno. Es muy importante que la carne de cerdo quede perfectamente cocinada por dentro.
  7. Acompañamos el solomillo de unas patatas y de un poco más de salsa. Tendremos listo un plato con un sabor y estilo destacados.

Tarta fría de piña

El postre de este menú será una deliciosa tarta fría. La podemos dejar preparada con antelación es de lo más sencilla de preparar y siempre quedará bien. Solo necesitamos hacernos con los ingredientes adecuados para empezar a prepararla. Acompáñala de unos bombones y disfruta de este final de fiesta que toda madre se merece.

Ingredientes:

  • 1 bote de piña en almíbar
  • ½ litro de nata líquida para montar
  • 1 sobre de gelatina con sabor a piña
  • 2 cucharadas de azúcar

Elaboración:

  1. Para esta receta hemos utilizado un bote de piña en almíbar. Escurrimos el almíbar del bote, lo podemos usar para más adelante.
  2. Colocaremos las rodajas de piña en el vaso de la batidora y las trituraremos hasta formar un delicioso puré. Podemos reservar unos trocitos para decorar la tarta, quedará más bonita.
  3. Colocamos el almíbar del bote en un cazo, si hemos optado por una pieza natural podemos añadir zumo de piña o agua.
  4. Cuando esté caliente le añadiremos la gelatina. Disolvemos la gelatina con las varillas sin dejar de remover para que se integre perfectamente.
  5. Seguimos con la nata. Vamos a montarla con las varillas eléctricas hasta que coja consistencia. Para que no baje le añadimos las dos cucharadas de azúcar.
  6. Incorporamos a la nata el puré de piña. Removemos bien hasta tener lista una masa dulce deliciosa. Nos quedará ponerle el jugo con la gelatina que tenemos también preparado para la acción. Con estos ingredientes habremos creado la base de una tarta fría que siempre quedará bien.
  7. Colocamos esta mezcla en un molde bonito. Dejaremos que repose toda la noche en la nevera.
  8. A la mañana siguiente o en el momento de servir, la desmoldamos y decoramos con un poco de nata y unos trocitos de piña. El resultado es espectacular.
Suscribir vía Telegram
Lea también

Síguenos por @800noticias