Se acerca Nochebuena | Aprende a preparar la ensalada de gallina | 800Noticias
800Noticias
Cocina

Por: @lamontelongo

Ingredientes:

2 pechugas de gallina (3 de pollo)
1 1/2 kl de papas blancas, grandes sin ojitos que miren torcidos ni magulladuras.
1/2 kl de zanahorias crujientes y brillantes.
1 cebolla blanca, grande, redonda, con vocación de Luna Llena.
Abundante cilantro fresco, verde con perfume insistente y descarado.
2 tazas de mayonesa
1/4 taza de aceite
3 cucharadas soperas de mostaza de buena calidad.
2 cucharadas de miel de abeja.
1 cucharada de vinagre blanco
2 cucharadas de azúcar
1 lata de guisantes (Opcional)
Sal, pimienta recién molida.

Cocinamos las pechugas con unos granos de pimienta, sal y cilantro. Cuando están cocidas pero firmes. Colamos y reservamos el líquido. Retornamos el caldo al fogón y cocinamos en él, las papas picadas en cubos. No importa si son grandes, medianos o pequeños pero si es importante que sean de tamaño uniforme para que se cocinen todos al mismo tiempo.

La papa debe quedar blanda pero firme. Así que no la pierda de vista. ¿Cómo saber que está en su punto? Pues pruebela. Así de fácil. Recuerden que la ensalada va a ser “revuelta”, sí está muy blanda su papa, se convertirá en un masacote sabroso pero feo.

En una ollita aparte pone a hervir suficiente agua con dos cucharadas soperas de azúcar, al llegar al punto furioso de borboteo incorporan la zanahoria y testean, hasta que esté en su punto. El azúcar es opcional, me gusta la zanahoria dulcita y sí no está, pues la obligo a estarlo. Yo soy así autoritaria.

Cuando alcance su ternura, colamos y dejamos enfriar. Picamos la cebolla y la remojamos en agua hasta que pierda su mal carácter. Colamos.

Desmechamos la gallina. Desechamos, huesos, cartílagos, piel y “feuras” varias. Picamos finísimo el cilantro.

En un envase de vidrio mezclamos mayonesa, mostaza, miel, sal, vinagre, aceite, pimienta y homogenizamos. Si les gusta más espeso, agregan más mayonesa, sí lo quieren más dulcito, un beso de miel; sí lo sueñan más salado una pizca más de sal. Es a su gusto. Unimos todo, mezclamos con paciencia y cariño para no desbaratar los vegetales.

Fuente: @lamontelongo

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias