Siete alimentos para equilibrar el PH de tu cuerpo | 800Noticias
800Noticias
Salud

Agencia

En plena astenia otoñal, podemos sentirnos cansados o abatidos. Vale, puede ser consecuencia de la llegada de la estación de la hoja, pero también puede haber algo más. El PH de nuestra sangre es un indicador que, en caso de acidez, puede condenarnos a experimentar fatiga, sufrir dolores de cabeza, problemas digestivos o lucir un cabello más débil.

La clave está en cambiar la dieta y abrazar alimentos alcalinos, que permitan reducir esa acidez corporal, que obliga a la sangre a ‘robar’ nutrientes a otros órganos. Aquí van siete que nos pueden ayudar a reencauzar ese equilibrio perdido.

Zumos verdes. Nunca está de más recordar que los llamados zumos verdes son un aliado para nuestra salud. No se trata de que sustituyan a ninguna comida principal, sino de que sirvan como snack saludable o alternativa a ese refresco azucarado que queremos sacar de la máquina. Para elevar el PH y alcalinizarlo, cuanta más hoja cruda lleve, mejor.

Agua con limón. Aunque lo asociemos con un sabor ácido, el limón tiene un importante poder alcalino que lo hace ideal para que nuestro cuerpo recupere el equilibrio. Lo ideal es tomar un poquito de zumo de este cítrico diluido en agua en ayunas, para que nuestro cuerpo lo asimile totalmente.

Ajo. No lo dudes: ante un momento en el que tu cuerpo está tomado por la acidez, lo que tienes que hacer es sazonar tus comidas con ajo. Combina este potente alcalino con carnes de acidez media o baja, estando el hígado y el pollo en los escalones más bajos.

Mostaza. Otro sazonador que nos viene de perlas es la mostaza. Eso sí, procura no utilizarla con alimentos fritos o con carne de cerdo o de ternera, ya que estarías desvistiendo a un santo para vestir a otro.

Canela. Si vas a hacer algún dulce, échale canela. No es que la repostería vaya a hacer nada bueno por tu cuerpo, especialmente si incluye harinas o azúcares refinados, pero así mitigarás el impacto.

Manzana. Un potente alcalino que, además, tiene la ventaja de encajar en cualquier momento del día. Como ‘snack’, como postre o incluso a media mañana, la manzana es capaz de contraatacar la acidez en sangre de manera muy eficaz. Anda, júntala con la canela de antes y prepara unas manzanas asadas en el horno de morirse de gusto.

Berenjena. Las virtudes antioxidantes y quemagrasas de esta hortaliza son ya de sobra conocidas, aunque conviene reseñar que también es alcalina. ¿Alguien da más? Para sacarle el máximo partido, lo mejor es no freírla y consumirla en crudo, marinada o simplemente salteada sin demasiada grasa.

Síguenos por @800noticias