BBC: Cómo el deporte puede convertirse en una obsesión poco saludable | 800Noticias
800Noticias
Salud

BBC

Corriendo entre los árboles, las hojas caídas crujiendo bajo sus pies, Valerie Stephan se concentra en su trote matutino y en paz.

“Cuando corro, siento que estoy logrando algo”, dice la atleta aficionada. “Me vuelvo más rápida, más fuerte. Es como una serie de pequeñas victorias”.

Hace 10 años, Valerie comenzó a trotar para mejorar su estado físico. Se inscribió para una carrera de 5 km, seguida de carreras de 10 km y luego una maratón. Pero pronto comenzó a levantarse temprano cada mañana para entrenar, y a priorizar el deporte por encima de todo.

“Empecé a darme cuenta de que el ejercicio me controlaba, en lugar de yo controlarlo a él. Se convirtió rápidamente en una obsesión”, dice.

“Tuvo un gran impacto en mi trabajo, en mi familia, en todos los aspectos de mi vida. Con el tiempo, el ejercicio se volvió poco saludable”, agrega.

A medida que la adicción creció, Valerie se aisló cada vez más de las personas más cercanas a ella.

“Dañó mis relaciones”, dice. “Algunas personas simplemente no entendieron o no vieron por qué tenía que hacer ejercicio. Creían que estaba un poco loca”.

Llegar tarde, reprogramar y cancelar citas se convirtió en la norma. Valerie comenzó a juntarse con amigos con la condición de que hicieran algún deporte juntos, como squash o natación. Solo podía relajarse cuando había alcanzado su meta de ejercicio físico del día.

“Ellos pensaban que no quería verlos”, dice. “Los veía pero tenía que entrenar mucho de antemano o me sentía muy culpable. Era como un intercambio constante”.

Su obsesión por el ejercicio también afectó otras relaciones significativas.

“Nunca podía descansar, siempre estaba escapando. Nunca quería pasar tiempo en mi casa”, dice.

“Todo lo que quería hacer era demostrar que era un superhumano que tenía el control total; no podía mostrar lo difícil que era para mí emocionalmente”.

Después de años de estresar su cuerpo y su mente al máximo, Valerie se deprimió. Entonces, decidió tomarse cuatro meses fuera del trabajo para recuperarse.

Los psicólogos dicen que la adicción al ejercicio cae dentro de la categoría de adicción conductual, en la cual el comportamiento de una persona se vuelve obsesivo, compulsivo o causa disfunción en la vida de una persona.

Se cree que afecta a aproximadamente el 3% de las personas, aumentando al 10% entre los corredores de alto rendimiento.

Por lo general, los más vulnerables son los atletas aficionados, como Valerie, que buscan en el deporte alivio de la angustia interna, dice la psicóloga consultora Chetna Kang, del Hospital Priory en el norte de Londres.

“A menudo, las personas acuden a una clínica con un colapso de la relación, ansiedad, depresión …pero cuando comienzas a eliminar eso, te das cuenta de que el ejercicio es el culpable”, dice.

“No es extremadamente común, pero cada vez lo es más”.

¿Qué es la adicción al ejercicio?

La doctora Caz Nahman es psiquiatra de niños y adolescentes que se especializa en trastornos alimenticios: el ejercicio excesivo ocurre a menudo en sus pacientes.

  • Es difícil definir exactamente qué es la adicción al ejercicio: es un área poco investigada y las personas usan diferentes términos como dependencia del ejercicio, ejercicio compulsivo y ejercicio obligatorio.
  • El ejercicio generalmente es beneficioso para la salud mental, es una excelente forma de controlar la depresión leve o la ansiedad severa, pero hacer ejercicio en exceso puede tener un impacto negativo.
  • Las aplicaciones relativas a la actividad física pueden alimentar la adicción y la obsesión, especialmente si te impulsan a conseguir logros. Además, compartir datos en las redes sociales significa que el ejercicio se vuelve público y competitivo, lo que podría causar problemas en alguien que es vulnerable.

 

Los síntomas de un ejercicio excesivo incluyen lesiones como fracturas por estrés, tendinitis y un bajo sistema inmunitario.

Las mujeres corren el riesgo de lo que se conoce como la “tríada de la atleta femenina”, que incluye la pérdida de la menstruación, la osteoporosis y los trastornos alimentarios. Para los hombres, se ha demostrado que el ejercicio intenso disminuye la libido.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias