+VIDA | Sácale la lengua al cáncer | 800Noticias
800Noticias
Salud

Clarín

Un examen clínico de la boca basta para detectar la mayoría de los casos de cáncer de cabeza y cuello. Con el objetivo de concientizar sobre la importancia del diagnóstico temprano, se lleva a cabo esta semana la campaña “Sacale la lengua la cáncer”, que ofrece chequeos gratuitos en hospitales, facultades de odontología y centros de salud de todo el país.

La iniciativa está impulsada por docentes de estomatología de facultades de odontología nacionales. Los exámenes se realizarán hasta el sábado 6 en forma gratuita y sin turno previo en los establecimientos que participan de la campaña, que por primera vez tiene cobertura nacional. En la edición del año pasado, en una semana se detectaron 32 casos de cáncer bucal y más de 600 lesiones potencialmente malignas.

“La prevención y la detección temprana facilita la cura de esta patología, por eso es sumamente importante mantener el buen estado de salud oral y el control profesional periódico”, afirmó Héctor Lanfranchi, profesor titular plenario de la Cátedra de Clínica Estomatológica de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires, una de las sedes porteñas en las que se hacen chequeos (Marcelo T. de Alvear 2142, 5°A, de 8.30 a 12.30).

Los tumores en la boca, la faringe y la laringe constituyen lo que se conoce como cáncer de cabeza y cuello (también, aunque con menor incidencia, los que aparecen en la cavidad nasal y glándulas salivales). El tabaco y el alcohol son los principales causantes de estos tumores. En tercer lugar aparece el virus de papiloma humano (HPV), que se contagia por la práctica de sexo oral sin protección y está provocando cada vez más casos. Las lesiones en la boca (manchas, grietas, úlceras), así como disfonías prolongadas en el tiempo, dificultades para tragar o inflamaciones en el cuello deben ser tomadas como señales de alerta y motivar la rápida consulta al médico.

Los tumores de cabeza y cuello no son los más comunes, ya que representan alrededor del 5% del total de los cánceres y, detectados en forma temprana, tienen buen pronóstico. El problema es que la mayoría se diagnostica tarde, ya sea porque el paciente minimiza los síntomas, porque el primer profesional que lo atiende no reconoce el cuadro, o por las demoras propias del sistema de salud (dificultades para conseguir turnos, medicamentos y acceso a radioterapia y cirugía).

En 9 de cada 10 casos, estos tumores pueden verificarse “abriéndoles la boca” a los pacientes, afirma Marcos David Pereira, médico oncólogo y radioterapeuta de la Unidad Funcional de Tumores de Cabeza y Cuello del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo. “En este aspecto, los odontólogos se transforman en aliados naturales para estar atentos a los signos o síntomas que permiten sospechar que hay algo más”, añadió y destacó la campaña Sacale la lengua al cáncer.

“Una persona que fuma 20 cigarrillos por día durante 20 años presenta 20 veces más riesgo de padecer este cáncer que un no fumador. Las chances están igual de aumentadas en bebedores crónicos de alcohol”, sostiene Raúl Giglio, jefe de Oncología de la Unidad Funcional de Tumores de Cabeza y Cuello del Roffo, institución que atiende unos 4000 pacientes anuales con este tipo de cáncer.

El descenso del número de fumadores propiciado por las leyes antitabáquicas y la mayor conciencia de los riesgos del consumo de alcohol están provocando un descenso en el número de tumores de cuello y cabeza por esas causas. “Sin embargo, la incidencia de los tumores ocasionados por el HPV se encuentra en aumento, en parte quizás porque la sociedad y los hábitos sexuales de la gente han cambiado. De todos modos, somos optimistas, porque si con educación y políticas públicas pudimos controlar la epidemia de VIH, también podremos lograrlo en este caso”, sostuvo Pereira.

En América Latina, el HPV es responsable de uno de cada cuatro tumores de cabeza y cuello. En Norteamérica y algunos países europeos es causa del 70% de los casos.

Síguenos por @800noticias