Iglesia de Inglaterra se pronuncia sobre la ordenación de mujeres como obispos | 800Noticias
800Noticias
Religión

YORK, (AFP) – El sínodo general de la Iglesia de Inglaterra, comunidad madre de la anglicana, se pronunciará una vez más este lunes en la ciudad de York sobre la controvertida ordenación de mujeres como obispos, aunque esta vez una mayoría parece estar a favor de esta histórica reforma.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, confió el domingo en que los 467 delegados repartidos en tres colegios electorales aprobarán esta reforma y precisó que, en caso de salir adelante, la primera mujer podría ser ordenada obispo “el próximo año”.

La Iglesia de Inglaterra, una escisión de la católica, es la madre de la comunidad anglicana, que cuenta con 80 millones de fieles en 165 países del mundo.

Sin embargo, la aprobación de esta reforma por el sínodo inglés no obligaría a las otras iglesias anglicanas a ordenar mujeres como obispos, pero enviaría un mensaje fuerte.

En Inglaterra, donde las mujeres pueden desde 1992 ser sacerdotes, la comunidad anglicana busca con esta propuesta acabar con su imagen de iglesia retrógrada, en comparación con la actitud más progresista de otras iglesias anglicanas. Gales, Estados Unidos, Australia, Canadá y Swazilandia ya autorizan la ordenación de mujeres como obispos.

“Desde un punto de vista teológico, la iglesia se equivocó al no ordenar a mujeres como obispos, si nos basamos en la Sagradas Escrituras, en la naturaleza de dios y, en particular, en como la iglesia se organizó en sus inicios”, declaró Welby.

Los opositores a la reforma son los tradicionalistas, que rechazan ver a las mujeres dirigir ceremonias y parroquias. Entre ellos, destacan especialmente los “anglocatólicos”, un grupo próximo al Vaticano que busca consolidar la unidad con los católicos.

 

– Amenaza de división –

 

David Houlding, sacerdote “anglocatólico” en el norte de Londres y miembro del sínodo general, votará en contra de la reforma, si bien estimó que un nuevo fracaso de esta sería un “desastre terrible”. En ese caso, la “Iglesia de Inglaterra se dividiría”, precisó.

Houlding celebró, no obstante, que se hayan tomado en cuenta algunas de las disposiciones presentadas por los opositores a la reforma. Por ejemplo, las parroquias que no deseen ser dirigidas por una mujer obispo podrán pedir la dirección de un obispo varón.

En noviembre de 2012, la reforma se rechazó al no contar por seis votos de diferencia con la mayoría suficiente en el colegio de laicos, aunque superó los dos tercios necesarios en los colegios de obispos y del clero. Para salir adelante, necesita un voto favorable en los tres colegios.

La actual composición del sínodo es la misma, si bien cuatro delegados laicos indicaron que ahora votarán a favor, lo que otorgaría una mayoría favorable a la propuesta.

De aprobarse, el tema se debatiría en el parlamento, lo aprobaría la reina Isabel II de Inglaterra, y luego volvería al sínodo como una formalidad.

“Llegó el momento de solucionar esto y de avanzar”, declaró el lunes a la AFP en York Jane Hedges, una de las mujeres candidatas a convertirse en obispo.