Arzobispo de Sao Paulo defiende el uso de fondos públicos en visita del papa | 800Noticias
800Noticias
Religión

SAO PAULO, (AFP) – El arzobispo de Sao Paulo, Odilo Scherer, señaló que sería “impensable” realizar la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil sin recursos públicos, asegurando que el evento será una “inyección de sangre” en la economía.

“No son gastos pagados a alguien que se va a llevar ese dinero. Ese dinero es dejado en Brasil. Está generando impuestos, trabajo y así. Es, sin duda, una inyección de sangre en la economía”, declaró Scherer al diario Folha de Sao Paulo de este martes.

El costo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), la segunda que se realiza en América Latina, está valorado entre 320 y 350 millones de reales (145 y 160 millones de dólares) de los cuales 118 (53 millones de dólares) son pagados por los cofres públicos, según la prensa.

“Los costos son, en gran mayoría, pagados por los propios participantes, que cubren sus pasajes, y por las organizaciones locales”, declaró por otro lado en una rueda de prensa en Sao Paulo.

“También está la búsqueda de auspicios y la necesidad de apoyo del poder público para un evento masivo. Sería impensable realizar un evento de ese tamaño sin contar con el apoyo del poder público”, añadió.

Según él, es “comprensible” que se busque la ayuda pública en áreas como seguridad y salud. Recordó que el papa Francisco no es solamente un líder religioso sino jefe de Estado del Vaticano, por lo que debe recibir el mismo tratamiento que se les otorga a sus pares.

“Desde el punto de vista de la Cancillería es un evento que envuelve no sólo a un líder espiritual, sino también a un jefe de Estado. Nuestra perspectiva es de relaciones exteriores de Brasil con el Vaticano”, ratificó este martes en rueda de prensa en Sao Paulo el canciller brasileño, Antonio Patriota.

Para Scherer, tendrán un efecto positivo en las JMJ las manifestaciones sociales que sacudieron Brasil en junio pidiendo mejores servicios públicos y menos dinero para la organización del Mundial-2014 de fútbol, así como el fin de la corrupción.

“El papa seguramente tendrá palabras para las cuestiones levantadas por los jóvenes, por sus insatisfacciones o búsquedas, pero también por el gran deseo de participar de los cambios. Pueden esperar del papa palabras que los orienten”, afirmó el arzobispo.

El cardenal elogió las manifestaciones de los jóvenes atribuyéndolas a “una toma de conciencia”.

“Existe un clamor generalizado por más transparencia, honestidad, de políticas sociales dirigidas a la realidad de la población”, estimó.