Acuerdo por USD 13.000 millones entre EEUU y JPMorgan | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

NUEVA YORK, (AFP) – Las autoridades estadounidenses anunciaron este martes un acuerdo amistoso récord por 13.000 millones de USD con el banco JPMorgan Chase para terminar con las querellas vinculadas a créditos hipotecarios de alto riesgo (subprime), informó una fuente oficial.

La cifra final del acuerdo entre el Departamento estadounidense de Justicia (DoJ) y el banco es la más alta en el marco de un pacto amistoso de este tipo en busca de evitar juicios.

El acuerdo incluye entre otros 4.000 millones de dólares de indemnización a particulares, en especial alivios crediticios; 2.000 millones de multa en beneficio de California y 4.000 millones ya anunciados de indemnización para los organismos de refinanciamiento hipotecario, las paraestatales Fannie Mae y Freddie Mac.

Los préstamos llamados “subprime”, otorgados a personas sin capacidad de pago en el largo plazo, son el origen de la crisis financiera que terminó en 2008 con la quiebra del banco Lehman Brothers y que hizo hundirse los mercados financieros y de crédito en el mundo. Estados Unidos entró en recesión y millones de estadounidenses perdieron sus casas durante la crisis.

JPMorgan Chase, el mayor banco estadounidense en volumen de activos, así como sus filiales compradas en 2008, Bear Stearns y Washington Mutual, fueron acusadas de haber vendido derivados de créditos hipotecarios de riesgo a inversores y organismos públicos como Fannie y Freddie, sin revelar el alto nivel de riesgo de estos productos, cuyo valor se volatilizó durante la crisis.

El banco reservó más de 9.000 millones de dólares en el tercer trimestre para poder pagar este acuerdo amistoso, que negocia desde hace meses.

Eso llevó el total de sus reservas para fines jurídicos a 23.000 millones de dólares, e hizo entrar las cuentas de la institución en rojo entre julio y setiembre. Se trató de su primera pérdida trimestral en 10 años.

El banco vio acumularse los problemas judiciales desde el año pasado y registró además las pérdidas de más de 6.000 millones de dólares en los derivados de crédito en el caso de la “ballena de Londres”, el apodo de un corredor que hacía enormes movimientos de dinero y terminó perdiendo en esas operaciones.

El presidente de JPMorgan, Jamie Dimon, negó en un principio las pérdidas reveladas por la prensa, y las calificó como “una tormenta en un vaso de agua”.

Los reguladores y autoridades reprocharon al banco haber buscado cubrir las pérdidas antes de verse obligada a revelarlas en vista de su monto.

Dos corredores están bajo proceso judicial en este caso.

Dimon tomó en sus propias manos el caso para tratar de calmar la tormenta judicial. En setiembre viajó a Washington para discutir sobre el acuerdo con el secretario de Justicia, Eric Holder.

Síguenos por @800noticias