Venezolanos celebraron en todo el país la festividad de Nuestra Señora del Carmen | 800Noticias
800Noticias
Religión

Redacción 800 Noticias

Nuestra Señora del Monte Carmelo, referida comúnmente como Virgen del Carmen, es una de las diversas advocaciones de la Virgen María. En Venezuela es la patrona del Ejército. Las fiestas en honor a la Virgen del Carmen son celebradas cada 16 de julio. La devoción a esta advocación se manifiesta en santuarios, capillas, templos, basílicas y catedrales en diferentes zonas del país.

Es venerada en el estado Zulia, específicamente en la Guajira venezolana ya desde los tiempos de la colonia, los misioneros destinados a la evangelización de los pueblos indígenas Añú y Wayuu inculcaron la devoción a su patrona y protectora; también se le venera en Maracaibo, la capital del estado, de cuya Catedral es Patrona. Mientras que en la Costa Oriental del Lago se ha hecho común a lo largo de la vía Intercomunal y en cada poblado su presencia donde las diferentes colonias extranjeras coinciden en devoción junto a los criollos.

También las fiestas en honor a la Virgen del Carmen son celebradas con gran solemnidad en el municipio Boconó del Estado Trujillo donde las fiestas y celebraciones comienzan un mes antes con misas y fiestas por las diferentes calles de la parroquia el día 16 de Julio es la solemnidad y siempre la misa la preside el obispo de la Diócesis de Trujillo cuya parroquia eclesiástica lleva precisamente su nombre. En El Calvario-El Hatillo. También cuenta con devoción en Píritu del Estado Falcón.

Su nombre viene del Monte Carmelo, en Israel o Tierra Santa. A este monte se retiraba a rezar el profeta Elías, y en una ocasión en la cual consideraban que Dios había castigado a su pueblo rebelde con un verano de tres años, Elías estando rezando en la cima del Monte Carmelo envió a alguien a que observara en el horizonte para ver si veía algo. Cuando volvió le contó que se veía una pequeña nube. Con esto entendió Elías que ya iban a llegar las lluvias. Y en efecto la nube fue creciendo y se convirtió en una inmensa y muy provechosa lluvia que alegró enormemente a que llevaban 36 meses sin agua.

La Iglesia Católica ha creído que esa nubecilla que apareció en el Monte Carmelo era imagen o anuncio de María, la cual al aparecer en este mundo nos trajo la más bella noticia: la de que con Ella, nos llegaría la más grande y provechosa lluvia de gracias sobre todos nosotros, pobres pecadores (Carmen significa: tierra fértil que produce muy buenos frutos).