La respuesta del Papa Francisco ante la búsqueda de adivinos | 800Noticias
800Noticias
Religión

Redacción 800noticias

A manera de reflexión, este lunes traemos las palabras que concedió el Papa Francisco durante la misa celebrada en el mes de abril celebrada en la Casa Santa Marta, en la que abordó la importancia de no caer en la tentación de seguir adivinos y cartománticos porque esto solo los llevará por un camino equivocado.

El Santo Padre abordó el pasaje evangélico del Buen Pastor y recordó que el camino verdadero a la salvación es Jesús. “¡Quien sigue a Jesús no se equivoca!”, expresó.

Recordó las personas que ante situaciones complicadas le han pedido consejos y le consultan sobre los adivinos..

Su respuesta fue contundente: “¡Si tú haces esto, no sigues a Jesús!”, aseguró Francisco. “Sigues a otro que te da otro camino, diverso”. El Pontífice reiteró que solo Cristo puede indicar el verdadero camino y por ello advirtió a sus discípulos que “vendrán otros que dirán: el camino del Mesías es esto, esto… ¡No lo escuchen! No los escuchen a ellos. ¡El camino soy Yo!’. Jesús es la puerta y también el camino. Si lo seguimos a Él no nos equivocaremos”.

Francisco, citando el pasaje del Buen Pastor, recordó que Jesús dijo que “el que no entra en el recinto de las ovejas por la puerta”, sino que lo hace por otra parte, “es un ladrón y un bandido”. Porque Él es la puerta, y “no hay otra”.

“Jesús –explicó– siempre hablaba a la gente con imágenes sencillas: toda aquella gente sabía cómo era la vida de un pastor”. Y aprendieron que “sólo se entra por la puerta del recinto de las ovejas”. Los que quieren entrar por otra parte, por la ventana o por otra parte, en cambio, son delincuentes.

“De manera tan clara habla el Señor. No se puede entrar en la vida eterna por otra parte que no sea la puerta, es decir, que no sea Jesús’. Es la puerta de nuestra vida y no sólo de la vida eterna, sino también de nuestra vida cotidiana”.

“‘Yo te daré la receta, sencilla –indicó el Papa–. Tú encontrarás la voz de Jesús en las Bienaventuranzas. El que te enseñe un camino contrario a las Bienaventuranzas, es uno que ha entrado por la ventana: ¡no es Jesús!’. Segundo: ‘¿Tú conoces la voz de Jesús? Tú puedes conocerla cuando nos habla de las obras de misericordia. Por ejemplo, en el capítulo 25 de San Mateo: ‘Si alguien te dice aquello que Jesús dice allí, es la voz de Jesús’. Y tercero: ‘Tú puedes conocer la voz de Jesús cuando te enseña a decir ‘Padre’, es decir, cuando te enseña a rezar el Padrenuestro”.