Diez puntos que debe saber sobre el trasplante de órganos | 800Noticias
800Noticias
Salud y Belleza

El Universal

En Venezuela, más de 3000 personas esperan por un trasplante. Este seis de junio se conmemora el día mundial del paciente trasplantado, iniciativa que busca llamar la atención sobre el tema e impulsar la donación de órganos como práctica para salvar millones de vidas. A continuación algunos datos que pueden ayudarlo a despejar dudas y entender la situación, partiendo de la normativa vigente en el país.

*Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente son trasplantados 114.690 órganos sólidos, lo cual representa menos del 10% de los órganos que se requieren en todo el mundo. Esto quiere decir que nueve de cada 10 personas que necesitan un trasplante no lo reciben.

*De acuerdo al Observatorio Global de Donación y Transplante, casi 70% de los trasplantes que se hacen anualmente son de riñón y 20% son de hígado. Según esta entidad de la OMS, en 2012 77.818 personas recibieron trasplante de riñón, 23.986 obtuvieron un trasplante de hígado, 5.935 consiguieron uno de corazón, 4.359 fueron trasplantados de pulmón, 2.423 de páncreas y 169 recibieron un trasplante de intestino delgado.

*Según un informe del Ministerio de Salud, en Venezuela se efectuaron 497 trasplantes de órganos y tejidos en un año (2011). De ese total, 60% correspondió a trasplantes de riñón (298 en total), seguido por 138 trasplantes de córneas, 53 de médula y 8 de hígado. La tasa de donación se ubica en 3,83 donantes por cada millón de habitantes.

*Según información del Ministerio de Salud, actualmente en Venezuela es posible realizar trasplantes de riñón, hígado y corazón (sólo niños), además de reemplazo de tejido dañado o trasplante de córneas, válvulas cardíacas y médula ósea. Próximamente se incorporarán los trasplantes de corazón en adultos y de piel. Por ley, los trasplantes sólo pueden ser realizados en centros hospitalarios públicos y privados expresamente autorizados por el Ministerio de Salud.

*La compra o venta de órganos, tejidos o células para trasplantes está totalmente prohibida en Venezuela. Según la Ley sobre donación y trasplante de órganos, tejidos y células en seres humanos, vigente desde 2011, un donante no puede recibir dinero ni ningún tipo de retribución material por su decisión, considerada como un acto absolutamente voluntario y altruista. La violación de esta norma se castiga con cárcel de hasta ocho años.

*Según el Ministerio de Salud, unas 3000 personas en Venezuela esperan por un trasplante de órgano, médula o córneas. De acuerdo a la ley, todas las personas que requieran un trasplante en Venezuela deben ser registradas en el Sistema Nacional de Información sobre donación y trasplante que maneja el Ministerio de Salud. Este proceso de inscripción debe ser realizado por los médicos tratantes luego de haber certificado que el paciente es candidato. A partir de ese momento la persona entra en una lista de espera. Los niños y adolescentes tienen, según la ley, prioridad en la lista para ser trasplantados. El tiempo promedio de espera es de dos años y cuatro meses. (Datos de 2012 del Ministerio de Salud)

*Desde 2011 y por disposición de la nueva ley sobre la materia, todos los residentes de Venezuela son donantes presuntos de órganos, tejidos y células con fines terapéuticos o de trasplante al momento de su fallecimiento, si se les ha diagnosticado muerte encéfalica o cerebral (pérdida permanente e irreversible del estado de conciencia o ausencia de respuesta motora y de reflejos a la estimulación externa), es decir, cuando se trate de personas cuyos órganos estén funcionando y “se estén manteniendo mediante el uso de medios artificiales de soporte” (artículos 25, 26 y 27 de la ley). La muerte “encefálica” debe ser legalmente certificada para poder realizar la extracción de los órganos. La única manera de no convertirse en donante es haber manifestado oficialmente en vida una decisión en contrario.

*Si usted desea manifestar su decisión de NO SER DONANTE o reafirmar su condición de donante voluntario, debe inscribirse en el Sistema Nacional de Información, sobre Donación y Trasplante, adscrito al Ministerio de Salud, a través de su página web www.mpps.gob.ve o por medio del teléfono 0-800-donante.

*También según la ley venezolana, una persona viva puede donar un órgano, tejido o células para un trasplante a otra persona viva siempre y cuando haya manifestado su consentimiento por escrito, sea informado sobre los riesgos médicos, goce de salud física y plenas facultades mentales, sea compatible con el receptor y cumpla ciertos requisitos, entre ellos ser mayor de edad, pariente hasta quinto grado de consaguinidad, esposo, concubino, padre o hijo por adopción. Si una persona donante no es familiar de quien necesita el trasplante, sólo puede hacerlo si así lo manifiesta y siempre y cuando sea autorizado por los representantes del Ministerio de Salud facultados para ello. El acto de donar es totalmente revocable por el donante.

*Si una persona fallece por un paro cardio-respiratorio, no puede donar sus órganos, aunque haya manifestado su voluntad de hacerlo. Únicamente pueden extraérsele para trasplante tejidos como “hueso, piel, córneas, tendones, cartílago y vasos sanguíneos”, según especifica una guía de la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela en www.ontv-venezuela.org. En caso de que el fallecimiento sea por muerte cerebral, la donación puede ser tanto de órganos (pulmón, riñones, corazón, pulmones, páncreas, hígado) como de tejidos.

*El cuerpo del donante fallecido no sufre grandes daños al momento de la extracción de órganos para trasplante. La ley venezolana establece que cualquier intervención quirúrgica debe respetar la dignidad de la persona donante así como evitar su desfiguración.

*Los niños, niñas y adolescentes únicamente pueden ser donantes vivos sólo si el trasplante de sus órganos o tejidos sirve para “salvaguardar la vida de la madre, padre, hermanos, hermanas y descendientes directos”, según el artículo 34 de la ley venezolana que rige la materia. Además, la donación debe ser autorizada por los padres o representantes legales y por un tribunal de niños, niñas y adolescentes. Además, para que la donación ocurra debe ser escuchada la opinión del infante.

*En caso de los niños y adolescentes fallecidos, éstos sólo podrán ser donantes si sus padres o representantes lo autorizan por escrito.

Síguenos por @800noticias