Conozca las técnicas para minimizar las cicatrices en la piel | 800Noticias
800Noticias
Salud y Belleza

Agencias

Una cicatriz no se quita en totalidad pero puede mejorar muchísimo. Se puede eliminar el color y disminuir el espesor o la depresión. Lo importante es no generar expectativas desmedidas sobre los resultados, dado que la efectividad de los procedimientos dependerá de la severidad de la marca.

Los motivos que pueden ocasionar cicatrices son varios: secuelas del acné, infecciones, intervenciones quirúrgicas o quemaduras, entre otras. Una semana después de producida la herida, esta empieza a contraerse. Dependiendo de la gravedad, la contracción tarda de 5 a 15 días. Si el proceso se prolonga por más cantidad de tiempo puede formarse cicatriz.

Las cicatrices pueden adquirir distintas formas: ser planas, sobresalir, hundidas y hasta tener color. Se llama “cicatriz queloidea” a la que supera la superficie inicial de la herida. Generar este tipo de lesión responde a un factor genético.

– Seis factores intervienen en el pronóstico de la cicatriz

1. Color de piel. Por lo general evolucionan mejor las pieles claras.

2. La ubicación. El lugar de la lesión.

3. La dirección. Cuando la herida acompaña las formas naturales es menos visible.

4. El tiempo. Si la costra cae después de los 15 días la lesión es de mayor importancia.

5. Elemento que la ocasionó. Si se produjo con un elemento sucio que generó infección empeora.

6. La edad. En los jóvenes la piel se regenera más rápido.

El dermatólogo debe analizar cada caso en particular. Si bien los procedimientos que existen para mejorarlas son muy efectivos, se deberá evaluar la severidad de cada cicatriz antes de prometer el grado de mejoría.

– Técnicas y tecnologías que ayudan disminuir las cicatrices

Los procedimientos médicos que se realizan las pueden volver imperceptibles.

Uso de corticoides, elementos compresivos y geles: de manera preventiva, en una primera instancia, se pueden tratar las cicatrices de acné, con infiltraciones de corticoides o con tratamientos compresivos. También se colocan geles de siliconas.

Uso de relleno: cuando quedan cicatrices en “depresión”, pueden ser tratadas con rellenos de ácido hialurónico. Se deben utilizar los que están autorizados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Otro método para disimular la cicatriz es realizar la subcisión de la cicatriz que está deprimida. El procedimiento se efectúa con una aguja especial, con el fin de crear un espacio, donde luego se coloca un relleno muy sutil. Cabe aclarar que no se recomienda utilizar rellenos permanentes o semi- permanentes, ya que de existir algún rechazo, la situación es irreversible.

Láser fraccional CO2: minimiza las cicatrices. Puede mejorarlas hasta un 80%. Según la profundidad con que se aplique el efecto será distinto, ya que tiene distintos niveles de uso.

Cuenta con siete programas que brindan distintas soluciones estéticas. Dos de ellos son de corte de escisión por láser, estos se usan en aplicaciones quirúrgicas menores. Son los más efectivos para tratar las cicatrices más importantes. Cuatro de los programas son para tratamientos fraccionales ablativos eficaces en la superficie cutánea, en las capas medias y profundas de la epidermis. Tiene también la opción de “rejuvenecimiento tradicional”. Por eso “como valor agregado”, el tratamiento mejora el estado general de toda la piel. Deja un color más parejo, tensa, disminuye la profundidad de los poros dilatados y promueve la generación de colágeno. No es apto en pieles oscuras (fototipo 4 o mayor), ya que se corre el riesgo de producir manchas.

El láser fraccional CO2, actúa por vaporizado selectivo de la piel. Va dejando zonas sin tocar, realiza así un punteado de toda la epidermis que facilita la regeneración de la piel después del tratamiento.

El protocolo recomendado es de 1 a 3 de sesiones a intervalos de 3 meses. La piel queda enrojecida por varios días. Dependiendo la intensidad y profundidad del uso, de 4 a 7 días y no se podrá exponerse al sol por un mes.

Fraxel: se trata de un láser de Thulium que corrige problemas en la dermis por eso es efectivo para las cicatrices y las pigmentaciones. También mejora la textura de la piel y las arrugas finas.

El láser emite miles de minúsculos haces que penetran en la piel a modo de profundas columnas térmicas hasta la dermis profunda. Estas columnas térmicas son zonas de heridas microscópicas separadas por tejido circundante sano que contiene células con capacidad para promover una rápida cicatrización.

Los resultados se observan después de la primera sesión. Se aconseja entre 3 y 5 sesiones separadas por un intervalo de 2 a 4 semanas para obtener resultados óptimos. En personas con daño solar muy severo pueden ser necesarias sesiones adicionales.

– Indicaciones luego del tratamiento con tecnologías

Una vez finalizada la sesión hay que hidratar la piel en forma abundante varias veces al día. Es importantísimo utilizar factor de protección solar 50+.

Son tratamientos que no deben efectuarse cuándo la radiación solar es fuerte, mejor durante los meses más fríos de otoño y durante el invierno.
Muy importante: Todos los láseres deben ser utilizados sólo por médicos especialmente entrenados, ya que el uso incorrecto puede empeorar el caso, producir cicatrices más importantes y ocasionar hipo o hiperpigmentación de la piel.

Síguenos por @800noticias