Cera en los oídos: su cantidad, color y textura revelarían mucho sobre tu salud | 800Noticias
800Noticias
Salud

Yahoo

Es viscosa, tiene mal aspecto y, en general, ¡a nadie le gusta verla! Pero, la cera de los oídos podría revelar algunas cosas interesantes e importantes sobre tu salud. ¡Entérate!

Cerumen y cáncer

La cera de oídos, también conocida como cerumen, tiene un olor específico según las diferentes personas y puede decir mucho sobre la salud de un ser humano.

Por ejemplo, se encontró que la gente de origen asiático tendría en su cerumen una variante del gen ABCC11 que causaría axilas olorosas y cera húmeda. Además, estaría relacionado con un mayor riesgo de padecer cáncer de mama, de acuerdo con el portal de noticias médicas Medical Daily.

Infecciones

Si has estado sudando y de repente te sale una secreción acuosa de la oreja, es probable que solo sea sudor mezclado con cera. Pero, si no has estado transpirando y te sale cerumen de color verdoso o amarillo oscuro en forma líquida, podría ser una señal de que tienes una infección de oído, según explicó el otorrinolaringólogo, Brett Comer, en la revista de bienestar Mens Healthdonde también se compartieron los siguientes dos datos.

Enfermedades crónicas

Si tienes una supuración maloliente, es posible que tengas una infección llamada: otitis media crónica. También es posible que exprimentes problemas en el sentido del equilibrio, zumbidos o la sensación de que tienes el oído lleno o bloqueado, de acuerdo con Comer.

Colesteatoma

Las infecciones dentro del tímpano podrían provocar que haya un crecimiento anormal de la piel, llamado colesteatoma. “Es una especie de estructura parecida a un quiste que hace que las impurezas del oído llenen el conducto auditivo externo”, comentó el médico. Esto provoca que gotees en abundancia una sustancia parecida a la suciedad, además de que podrías sentir presión y dolor.

Padecimientos extraños

Si no tienes nada de cerumen, habría una pequeña posibilidad que tengas una condición rara, llamada ‘queratitis obturans’. En estos casos, la cera no sale gradualmente, como ocurre normalmente, sino que se acumula dentro de la oreja hasta que forma un tapón muy duro, según explicó Comer en la revista de bienestar Prevention. Si tienes este padecimiento, también podrías sentir dolor.

Como ves, es importante echarle un ojo, de vez en cuando, a la apariencia de la cera en los oídos. Y ante cualquier duda o preocupación que tengas, no olvides consultar con un profesional médico de confianza.

Síguenos por @800noticias