Actividad volcánica se reduce en santuario de iguanas rosadas de Galápagos | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Quito, Ecuador | AFP | Tras la violenta erupción del lunes, el volcán Wolf, en las islas ecuatorianas Galápagos, disminuyó “notablemente” su actividad y dejó de ser una amenaza para el medio millar de iguanas rosadas -especie única en el mundo- que habita en sus inmediaciones.

El Parque Nacional Galápagos (PNG) y el Instituto Geofísico de Ecuador dijeron a la AFP este martes que, pese al descenso de la actividad, la expulsión de lava puede continuar durante varios días o semanas.

“No hemos vuelto a tener explosiones como la de ayer, lo que sugiere una disminución de la actividad. Sin embargo, se mantienen los flujos de lava, que es un evento normal en estos casos”, señaló Alexandra Alvarado, del Instituto Geofísico.

Entretanto, el PNG reportó que “no existen flujos de lava cercanos al mar, por lo que se concluye que la actividad se ha reducido notablemente”.

De 1.707 metros de altura, el volcán Wolf entró en erupción después de 33 años de inactividad, con una violenta explosión que arrojó gran cantidad de lava y una fumarola que se elevó sobre los 15 Km del cráter.

El área de influencia del macizo no está poblada por humanos, aunque acoge la única colonia de iguanas terrestres rosadas del mundo y otras especies originarias.

La erupción se registra por el flanco sureste de Wolf, a más de 6 Km del hábitat de las iguanas rosadas Conolophus marthae, las iguanas amarillas Conolophus subcristatus y de las tortugas gigantes Chelonoidis becky, las mayores especies endémicas de la zona, de acuerdo al PNG.

“No habrá mayor afectación a la fauna endémica de Galápagos”, añadió.

El Wolf está ubicado en el norte de la isla Isabela, la más grande del archipiélago, considerado una de las zonas volcánicas más activas del mundo.

“Seguramente se realizarán nuevos sobrevuelos, pero podemos señalar que están a salvo las iguanas rosadas y las tortugas, porque la lava desciende por el flanco opuesto al sitio donde están las especies”, señaló una fuente del PNG bajo reserva.

– Laboratorio de Darwin –

La fuerte erupción volcánica había disparado el alerta en Galápagos ante el eventual riesgo para la fauna, pero un primer sobrevuelo realizado el lunes descartó la amenaza.

El evento natural tampoco interrumpió la actividad turística en las islas Galápagos ni supuso un peligro para los pobladores, asentados a unos 115 km del cráter.

Ubicadas a unos 1.000 km de la costa ecuatoriana, las islas Galápagos derivan su nombre de las tortugas gigantes que las habitan. Fueron el laboratorio natural en el que se inspiró el científico inglés Charles Darwin para elaborar su teoría sobre la evolución de las especies, en el siglo XIX.

Además del Wolf, el macizo más alto de la provincia de Galápagos, en la isla Isabela están los volcanes Darwin, Alcedo, Cerro Azul y Sierra Negra, los cuales están activos.

Las inmediaciones del Wolf son santuario de las únicas iguanas terrestres rosadas detectadas en el planeta.

Los primeros individuos de esa especie fueron hallados en 1986 y, tras investigar por varios años su componente genético, se determinó que se trataba de un reptil de características desconocidas.

En 2009 se dio a conocer al mundo su existencia como especie endémica de Galápagos.

Las islas Isabela y Fernandina son consideradas las más jóvenes de la región de Galápagos, que posee flora y fauna únicas en el mundo y es parte del Patrimonio Natural de la Humanidad.

Síguenos por @800noticias