Urticaria crónica: ¿Cómo afecta a tu calidad de vida? | 800Noticias
800Noticias
Salud

800 Noticias

La urticaria crónica es la aparición, de forma repetida, de lesiones en la piel en forma de ronchas. Se trata de una patología que afecta a la calidad de vida de quien la padece. Aquí te vamos a contar de qué se trata y cómo se puede abordar.

La urticaria crónica es un padecimiento más frecuente de lo que uno creería. En el mundo se estima que el 1% de la población la padece, sin variaciones significativas entre distintas regiones. Las más afectadas son las mujeres, entre los treinta y los cincuenta.

Se denomina urticaria a la aparición de ronchas de color rojizo sobre la piel, acompañadas de picazón intensa. Estas ronchas son de diferentes tamaños entre sí y pueden aparecer y desaparecer repentinamente, como si cambiasen de lugar.

La urticaria común se convierte en urticaria crónica cuando se prolonga en el tiempo. Clínicamente, para diagnosticarla, el paciente tiene que haberla padecido por más de seis semanas en un año, aún considerando los tiempos intermedios sin lesiones visibles.

La alteración que la urticaria crónica produce en las personas con dicha patología es reconocible fácilmente. La alteración de la calidad de vida es lógica dado el malestar que provoca. La picazón constante altera el sueño y toda la rutina de actividades diarias de la persona.

Se desconoce el origen causal de esta patología, pero se entiende que el tratamiento tiene que ver con controlar la reacción reactiva alérgica del cuerpo. Para ello se suelen indicar medicamentos antihistamínicos y medidas higiénico-dietéticas.

Síntomas de la urticaria crónica

El signo característico de la enfermedad son las ronchas rojizas en la piel, sin especial predilección por ninguna parte específica del cuerpo. Es constante, por otro lado, el cambio en los lugares de aparición y los diferentes tamaños de las ronchas.

Sin embargo, como no todas las ronchas que aparecen en el cuerpo son originadas por la urticaria crónica, este es el listado de síntomas que se considera para el diagnóstico clínico:

  • Ronchas de color rojo en cualquier sector del cuerpo.
  • Aparición variable de las ronchas con distinta forma, en un patrón de aparición y desaparición.
  • Hinchazón en alguna zona de la piel junto con la aparición de las ronchas.
  • Relación de la aparición de las ronchas con algún disparador como las situaciones de estrés o la exposición al calor.
  • Prurito intenso: picazón.
Remedios caseros urticaria

La urticaria crónica y la calidad de vida

Más de la mitad de los pacientes que sufren urticaria crónica ven afectada su vida social, reduciendo la participación en eventos y encuentros con familiares y amigos. También, más de la mitad de ellos siente que su vida sexual se ve afectada por la cuestión estética.

Pero no sólo se aprecian resultados negativos en esos aspectos, sino que también lo laboral es parte de la problemática. El 25% de los pacientes falta a su trabajo prácticamente una vez por mes. De hecho, se ha encontrado una asociación entre mayor afectación de la calidad de vida y menor ingreso económico.

Es muy importante el rol que juega el círculo cercano en los enfermos de urticaria crónica. Deben conocer la patología y sus manifestaciones para evitar modales y gestos de rechazo que pueden socavar la autoestima. Cuando aumenta el desprecio personal, hay menor posibilidad de adherencia a los tratamientos.

Las situaciones de estrés pueden empeorar los cuadros de urticaria crónica. Inclusive un efecto pequeño, como el aumento del rascado por ansiedad, es causa de complicaciones, ya que podría derivarse en una lesión dérmica que posteriormente se infecte.

Es tal la afectación de la vida diaria que se registra entre los pacientes, que parte de la evaluación médica, según los protocolos mundiales al respecto, consiste en aplicar instrumentos de medición de calidad de vida para conocer en profundidad el estado del paciente.

Tratamiento farmacológico

Una de las bases del tratamiento para la urticaria crónica es la prescripción de medicamentos antialérgicos. Entre ellos, los de mayor utilización son los antihistamínicos. Aquí tenemos dos grupos y opciones: los que producen somnolencia y los que no.

Entre los antihistamínicos que producen somnolencia podemos mencionar:

  • Hidroxicina.
  • Doxepina.
  • Difenhidramina.

Entre los que poseen menos efectos secundarios, quizás el más conocido sea la loratadina, ubicado en el mismo grupo que la fexofenadina y la cetirizina.

Si las lesiones dérmicas implican inflamación contundente, se pueden recetar corticoides como antiinflamatorios. Son medicamentos con un uso reducido y puntual en el tiempo, debido a sus efectos adversos. El más indicado suele ser la prednisona.

Corticosteroides

Tratamiento no farmacológico

Más allá de la medicación, las medidas higiénico-dietéticas son fundamentales para la mejora de la calidad de vida de los pacientes con urticaria crónica. Serán estas medidas las que contengan los síntomas a largo plazo.

Entre las indicaciones no farmacológicas podemos mencionar como las más importantes:

  • Evitar los jabones que no son neutros y que pueden irritar más la piel.
  • Utilizar cremas humectantes para mantener la hidratación dérmica.
  • Utilizar ropa que no ajuste y que se mantenga suelta evitando el roce.
  • Colocarse protector solar para estar al aire libre, aún en los días que no parecen tan soleados.
  • Si hay factores desencadenantes conocidos, evitarlos.

Todas estas medidas combinadas, aunque no curarán la enfermedad, ayudarán a mejorar la calidad de vida para poder desarrollar las actividades de la vida diaria de la mejor manera posible. Es importante que la enfermedad no se vuelva incapacitante, ni un motivo de alejamiento de las relaciones personales.

Fuente: Mejor con Salud 

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias