Problemas psicológicos pre-pandémicos al descubierto - 800Noticias
800Noticias
Salud

EFE Salud

Estrés, ansiedad, depresión, angustia y miedo son algunos de los problemas que, tanto psicólogos como psiquiatras, aseguran están llegando a las consultas como consecuencia del desgaste emocional y de la situación cambiante, que obligan a la población a ponerse a prueba continuamente.

Según Top Doctors, la pérdida de rutinas, de planes, así como una mayor convivencia familiar o, por el contrario, una mayor soledad, son las principales causas que han hecho aflorar o que se agraven problemas psicológicos prepandémicos.

“Es como si la situación derivada de la COVID-19 hubiera puesto de manifiesto problemas psicológicos existentes, pero largamente ignorados. Muchas personas con tendencia a deprimirse antes de la pandemia ahora sufren verdaderas depresiones. Muchos de los que antes se sentían frecuentemente ansiosos ahora tienen ataques de ansiedad o pánico”, explica Carolina Álvarez Sicilia, psicóloga y psicoanalista.

“Las formas de gestión emocional fracasadas -añade- dan pie a conductas muy desorganizadas, caóticas, confusas o impulsivas”.

Este tipo de patologías, comentan los expertos, tienen consecuencias directas en el comportamiento o en las rutinas individuales, y, por ejemplo, el sueño y la calidad de este se ha visto alterado.

Según los resultados del estudio, hasta 4 de cada 10 personas encuestadas aseguran dormir mucho peor y con sueños alterados e inquietos ante la falta de sosiego.

Repercusión en la alimentación y estado físico

Los expertos resaltan el desgaste emocional que siente una buena parte de la población, como consecuencia directa en la forma de alimentarse y, por lo tanto, en la salud física.

Hasta un 30 % de los encuestados asegura comer mucho peor que antes de la pandemia, y haber engordado.

Sin embargo, los datos presentados por Mónica Herrero, especialista en Nutrición y Dietética, apuntan más allá de estos resultados.

Herrero señala que un 50 % de los ciudadanos que han acudido a su consulta han ganado entre 5 y 10 kilos de media por una mala alimentación junto a la falta de actividad física y una mayor ingesta de alcohol.

“Esto tiene consecuencias directas en la salud, ya que hasta un 30 % de las personas ha aumento su colesterol o la tensión arterial. Asimismo, entre un 60 % y un 70 % de los trastornos de la alimentación, diagnosticados en años anteriores, ahora no pueden con la situación y necesitan más ayuda”, afirma la nutricionista.

Lumbalgia, cervicalgias y tendinitis

Según el estudio, el teletrabajo y la inactividad ha hecho que el 63 % de la población afirme sentir dolor de espalda o sensación de hombros y cuello cargados a diario, desde que comenzó el confinamiento.

Las consultas por lumbalgia, cervicalgias y tendinitis de hombro y codo, relacionadas con las malas posturas y la falta de equipamiento, señalan los expertos, crecen exponencialmente.

De hecho, los datos recabados por el doctor Félix López, traumatólogo, indican que hasta un 85 % de las citas médicas están destinadas a tratar este tipo de patologías.

Las personas de edad más avanzada se han visto afectadas por la pérdida de masa ósea y muscular. Junto a la falta de sol, que disminuye los niveles de vitamina D, los expertos advierten de que puede hacer que la osteoporosis avance a mayor velocidad.

Síguenos por @800noticias