MotoGP | Miguel Oliveira triunfó en condiciones extremas - 800Noticias
800Noticias
Deportes

800 Noticias | EFE

Miguel Oliveira (KTM RC 16) repitió la victoria que consiguió en condiciones extremas en Indonesia al vencer en el Gran Premio de Tailandia de MotoGP en el circuito «Chang International» de Buriram, que se disputó a pesar de las intensas lluvias que cayeron instantes antes y en el que le acompañaron en el podio el australiano Jack Miller y el italiano Francesco «Pecco» Bagnaia, compañeros en el equipo oficial de Ducati.

El líder del mundial, el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) «naufragó» en tan adversas condiciones y acabó decimoséptimo, fuera de los puntos, con lo que prácticamente perdió toda su ventaja respecto al italiano Bagnaia, que está ahora a dos puntos, con el español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), ahora a veinte puntos, aunque el español no aprovechó de igual manera su oportunidad y acabó undécimo, tras cumplir con una penalización de vuelta larga durante la carrera.

Después de un largo retraso a la espera de que mejorasen las condiciones climatológicas, todos los pilotos de MotoGP salieron a pista para dar una vuelta completa y comprobar el estado de la pista, pasar por la calle de talleres, pues la formación de salida ya estaba preparada, y dar un segundo giro, ahora ya para la formación de la parrilla de salida.

La lluvia había cesado de caer con la intensidad que lo hizo en Moto2, pero el cielo seguía completamente encapotado y de un color gris intenso que no daba demasiada tranquilidad, pero se llevó a cabo la formación de salida, en la que el último en salir, mientras atronaba en el cielo, fue el español Alex Rins (Suzuki GSX RR), que se cambió la pantalla del casco, mientras que el francés Johann Zarco (Ducati Desmosedici GP22), al no haberse cerrado todavía la calle de talleres, aprovechó para dar una vuelta más.

Pero los pilotos mostraron una gran intranquilidad al llegar a la formación de salida, en particular el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), el español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP) y el italiano Luca Marini (Ducati Desmosedici GP22), que se quejaban de la mínima visibilidad en algunos puntos de la pista (curva cuatro) y por ello fueron a hablar con el italiano Loris Capirossi, responsable de seguridad del campeonato, que consultó también con Quartararo y varios pilotos más.

Al final se procedió a la salida y en la misma Marco Bezzecchi aprovechó su posición de privilegio para comandar la carrera, mientras que Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) propició una espectacular salida que le llevó hasta la cuarta plaza, mientras que el líder del mundial pasaba de la novena plaza en el primer parcial a la decimoséptima en el segundo, posición en la que completó el primer giro.

Bezzecchi, que se salió de pista a final de recta, regresó a la misma sin ceder posición, lo que hizo que el panel de comisarios le recordase que debía perder una posición si no quería ser penalizado, cuando estaba distanciándose considerablemente de todos sus rivales, en esos momentos «Pecco» Bagnaia, Jack Miller, Jorge Martín, Miguel Oliveira,Luca Marini, que poco después se fue por los suelos en la curva nueve del trazado, y Marc Márquez.

Por detrás de ellos, Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP) y el surafricano Brad Binder (KTM RC 16) se vieron involucrados en un incidente que fue investigado por Dirección de Carrera y que inicialmente forzó al africano a salirse de la pista para evitar la caída y acabó con una penalización de vuelta larga para el español.

Bezzecchi perdió la posición en favor de Jack Miller, que aprovechó para hacer vuelta rápida de carrera sin que ello le permitiese distanciarse en exceso de sus perseguidores Marco Bezzecchi, Miguel Oliveira, «Pecco» Bagnaia, Marc Márquez, Jorge Martín, Johann Zarco y Alex Márquez, que ya tenían una ventaja de más de un segundo respecto al grupo perseguidor, encabezado por el italiano Enea Bastianini (Ducati Desmosedici GP21) y en el que Fabio Quartararo era decimoséptimo.

En la sexta vuelta Miller mantenía el liderato de la carrera pero tras su estela estaba Miguel Oliveira, que había superado a Bagnaia y con Marc Márquez cuarto después de recuperar dos posiciones a Jorge Martín y Marco Bezzecchi.

Las condiciones del asfalto no mejoraban, pero tampoco empeoraron, por lo que al estabilizarse la situación se fueron clarificando las posiciones, con Miguel Oliveira atacando y superando a Jack Miller.

Aleix Espargaró tuvo que cumplir con la sanción de vuelta larga en el noveno giro cuando era décimo, para regresar a la pista en la decimocuarta plaza, justo por delante del también español Alex Rins (Suzuki GSX RR) y nuevamente obligado a remontar si quería aprovecharse del bajo rendimiento de Fabio Quartararo.

Miller no dio su brazo a torce y en la décima vuelta recuperó el liderato de Oliveira con su vuelta rápida personal pero sin que ninguno de los dos perdiese terreno con el rival y manteniendo una ventaja respecto al dúo perseguidor formado por Bagnaia y Márquez de alrededor de dos segundos en esos instantes.

Alex Márquez (Honda RC 213 V) fue otra de las sorpresas de la prueba pues aprovechó las condiciones de mojado para recuperar posiciones de manera magistral desde la vigésima plaza que ocupó en la formación de salida hasta la quinta en ese décimo giro.

Nuevo cambio de líder en el decimocuarto giro, Oliveira supera a Miller y mantiene la distancia en la larga recta de meta ante la muy veloz Ducati, mientras Aleix Espargaró supera a varios pilotos y pasa duodécimo en ese giro, en el que el piloto de Repsol Honda le resta algo más de una décima de segundo a la ventaja que ha conseguido respecto a él, Bagnaia.

En el decimoséptimo giro Aleix Espargaró volvió a alcanzar a Brad Binder para superarlo y ponerse undécimo, justo por detrás de su compañero en Aprilia, Maverick Viñales, en tanto Miguel Oliveira consolidaba su primera posición para repetir una victoria bajo la lluvia como la que ya consiguió en la presente temporada en Indonesia, si bien por detrás de él tanto Márquez como Bagnaia se acercaban al australiano Miller.

Marc Márquez intentó una primera vez superar a Bagnaia en la curva de entrada a meta de la vigésima vuelta, sin éxito, y con Johann Zarco cada vez más cerca de ellos.

Al final, Zarco superó al de Repsol Honda en el siguiente giro para consolidar la cuarta posición, sin atacar en ningún momento a «Pecco» Bagnaia, que acabó en el tercer peldaño del podio.

Con Marc Márquez en la quinta posición, Maverick Viñales (Aprilia RS-GP) consiguió la séptima plaza, por delante de Alex Márquez (Honda RC 213 V) y de Jorge Martín.

Aleix Espargaró fue undécimo, con Alex Rins duodécimo, Pol Espargaró (Repsol Honda RC 213 V) decimocuarto y Raúl Fernández (KTM RC 16), decimoquinto.

Lea también

Síguenos por @800noticias