El presidente de Brasil se somete a una revisión cardiaca de rutina | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

 El mandatario brasileño, Michel Temer, pasó hoy por una evaluación cardiaca de rutina en un hospital de Sao Paulo tras la angioplastia a la que fue sometido en noviembre del año pasado, informaron fuentes médicas.

“Todos los exámenes estaban dentro de la normalidad y el presidente ya fue liberado”, indicó el Hospital Sirio-Libanés en un escueto comunicado divulgado en la noche de este jueves.

A Temer, que el próximo 23 de septiembre cumplirá 78 años, se le realizó en noviembre de 2017 un cateterismo cardiaco a través del cual se constató la obstrucción de tres arterias coronarias.

El jefe de Estado fue sometido entonces a una angioplastia para restablecer el flujo normal de sangre y de paso, se le colocó un “stent”, que es un pequeño tubo de malla metálico, a fin de impedir que los vasos se cerraran de nuevo.

No obstante, esa no ha sido la única complicación de salud que ha padecido en el último año el gobernante, cuyo mandato expira el próximo 1 de enero de 2019, cuando habrá cumplido dos años y medio en el poder.

El presidente brasileño pasó el pasado 28 de octubre por un primer procedimiento quirúrgico debido a problemas en la próstata.

Un mes y medio después, el 13 de diciembre, Temer, que asumió la Presidencia a mediados de 2016 tras la destitución de Dilma Rousseff, de quien era vicepresidente, le fue implantada una sonda urinaria como consecuencia de otra intervención para corregir una obstrucción en la uretra.

Esos problemas de salud relacionados con el corazón y el sistema urinario le obligaron a postergar algunos actos oficiales y guardar algo de reposo en los primeros días de este año.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias