+VIDEO| Playa, alcohol y un fallecido: 40 escenas para reconstruir una muerte en Bali | 800Noticias
800Noticias
Fotos de Impacto

Agencias

El pasado 18 de agosto, David Taylor y Sarah Connor eran detenidos en la turística ciudad indonesia de Bali. La pareja -él británico y ella australiana- eran acusados del asesinato de Wayan Sudarsa, un agente de la policía local, cuyo cuerpo apareció en la playa de Kuta. Pocos días después del suceso, los dos presuntos culpables han vuelto al lugar de los hechos para reconstruir cómo ocurrió el suceso por el que se encuentran en prisión.

Según las pesquisas, la muerte del policía habría tenido lugar el pasado 16 de agosto y, dos días después, habrían sido detenidos tanto Taylor como Connor. La aparición del bolso, el permiso de conducir y una tarjeta de crédito de ella habrían sido pruebas suficientes para considerarlos culpables de acabar con la vida del agente de seguridad. Mientras que la pareja confiesa estar en la misma playa el día de los hechos, ahora, se ha querido saber qué pasó exactamente.

Para ello, once días después de la detención de la pareja, fueron llevados al lugar del crimen para reconstruir lo ocurrido. Ambos aparecieron con monos naranjas de preso, en el que se leía el mensaje ‘Detenidos por la policía de Denpasar’, además de con un par de carteles que colgaba de su cuello con sus nombres. Trasladados en dos vehículos blindados hasta la playa de Kuta, ambos comenzaron su interpretación de los hechos a las 05:00 horas.

Según esta reconstrucción -comandado por Taylor, pues Connor confesó estar ebria y no recordar todos los detalles-, la pareja se encontraba en la orilla del mar. Abrazados, él besó en la frente a su novia, en lo que fue la primera ‘escena’ de las 40 recreadas. A partir de ahí, una sucesión de acontecimientos hasta llegar a la pelea, que habría empezado por la pérdida del bolso de Connor y una posterior discusión con el agente indonesio.

La pareja de detenidos, en otro de los momentos de la reconstrucción (Reuters)

La pareja de detenidos, en otro de los momentos de la reconstrucción (Reuters)

Precisamente ahí es donde se hizo más hincapié: en ese momento, se enzarzaron en una riña, que acabaría con ambos rodando por la arena. Connor, en su ánimo de separar, se habría acercado a ellos, recibiendo un mordisco en el muslo por el agente de policía. Ante esta situación, su novio -que se encontraba bajo el cuerpo del policía- habría agarrado una botella cercana para golpear al agente en la cabeza, hasta que ésta se rompió por los constantes impactos.

Se trata de los primeros pasos en la investigación por la muerte del agente de policía que, en caso de ser elevado a la categoría de asesinato -en segundo grado-, podría provocar que tanto Taylor como Connor se enfrentaran, cada uno, a 15 años de prisión. Ahora, están en manos del análisis de la situación y de la veracidad de la reconstrucción de los hechos: más de 40 ‘escenas’ para demostrar su inocencia en el asesinato de Wayan Sudarsa.

Síguenos por @800noticias