Baja de peso estableciendo metas realizables | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Muchos queremos bajar de peso pero en el camino se nos hace complicado tan ardua tarea, ya que exige restringir una gran cantidad de alimentos y costumbres que  practicamos a lo largo de nuestras vidas, como lo es el consumo de refrescos, las llamadas comidas chatarras, y los tentadores dulces o postres que nos hacen salir esos odiados cauchitos. Pero no podemos tener todo a la vez, no podemos lucir un cuerpo esbelto comiendo todo lo que nos provoque en el camino. El Nutricionista Dietista de la Universidad de Los Andes, Héctor Cruces comenta que lo primero que debe hacerse a la hora de querer perder peso es establecer una meta realizable, ya que una persona de 45 o 50 años no va aspirar tener un peso de 20 años atrás.

Lo Ideal es ir cambiando paso a paso los hábitos alimenticios, porque un cambio radical puede tener efectos rápido pero nos afectará mentalmente y puede surgir lo que llaman “efecto rebote”, debido a que el estrés causado por las restricciones puede ocasionar que la persona desista de cumplir con los planes alimenticios. “Son cosas sencillas que podemos ir cambiando día a día, no se trata de hacer dieta, hay que quitarnos esa terminología que está asociada a restricciones y a pasar hambre, de comer lechuga, atún, pechuga de pollo…se trata de salir de este límite, agregó el dietista clínico.

El cambio en el estilo de vida debe ser progresivo y constante para lograr los resultados deseados. Cruces, quien también se desempeña como locutor, expresa que “el paciente tiene que saber que debe aumentar la frecuencia de consumo, es decir hacer meriendas matutinas y vespertinas, en función de mejorar el metabolismo y así evitar atracones”.

Asimismo señala Cruces que un plan de alimentación o un tratamiento nutricional, no tiene por qué eliminar ningún tipo de macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos), “no es lo ideal puesto a que los carbohidratos proveen las energías necesarias a nuestro cuerpo y cerebro; más allá de eliminarlos, hay saber por cuál tipo de carbohidrato debemos optar  ya que el cerebro con hambre no piensa, por tanto va a decidir  comerse lo primero que se encuentre en frente sin ver si es bueno o malo”.

Lo ideal es conocer que alimentos comer y cuál es el momento o situación indicada. Para ello debemos saber que índice glucémico poseen, este no es más que el valor numérico que se le asigna a un alimento  para describir la respuesta glucémica que tiene nuestro cuerpo tras su consumo. “Se trata de escoger las mejores alternativas a lo largo del día. Después del entrenamiento se puede optar por un pan blanco que es de alto índice glucémico, pero el resto del día lo recomendable es pan integral”, añadió Cruces. 

Se dice que la pérdida de peso se divide en un 30% ejercicios físicos y 70% alimentación, así como también al consumo frecuente de agua, la cual ayuda a liberar toxinas. Muchas personas solo hacen dieta para bajar de peso y lo consiguen, sin embargo pierden masa muscular y aparece la flacidez, por tal motivo se recomienda no dejar atrás la actividad física, puesto a que te dará un importantísimo valor agregado, que va desde la formación de masa muscular, hasta la mejoría del sistema cardiovascular.

“La práctica de ejercicio o actividades físicas es todo un tema ya que cada uno tiene una excusa favorita para huir de este y la que se lleva el premio nobel es el no tengo tiempo. Pero  no tienes que pasar tres horas en un gimnasio, con 45 minutos que puedas hacer hasta en tu propia casa es suficiente”, destaca Cruces, a quien puedes ubicar en el Centro Odontomédico El Recreo y seguir por sus redes sociales: @sportdiet.

Según la Organización Mundial de la Salud, la persona tiene que reunir  150 minutos  de actividad física a la semana para poder mantenerse sano y con un peso estable, esta actividad debe ser más rigurosa e intensa según los resultados que se persiguen.  También debe hacerse énfasis en el descanso ya que el cuerpo necesita tiempo para recuperarse, de no hacerlo libera hormonas que van a favorecer la ganancia de peso.

En cuanto a que no se puede comer frutas en la noche, “esto es un gran mito que muchos gurús de la nutrición se han encargado de difundir, las frutas son carbohidratos sencillos, simples, de fácil asimilación y absorción, hay unas frutas que podríamos optar por la noche, lo mismo que ocurre con los carbohidratos, hay que saber qué tipo de frutas escoger,  por ejemplo las manzanas aportan pocas calorías”.
Bajar de peso es una tarea difícil pero no imposible, con mucha dedicación y empeño puedes lograr lo que deseas, no desistas de tu meta.

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”35924″,”attributes”:{“alt”:””,”class”:”media-image”,”height”:”320″,”style”:”display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;”,”typeof”:”foaf:Image”,”width”:”480″}}]]

Lisbeth Brazón

brazonlisbeth@gmail.com

@lisbethbrazon

800noticias.com

Síguenos por @800noticias