Gobierno descarta devaluación pero afinará sistema cambiario | 800Noticias
800Noticias

Caracas.−  Los controles de precios aplicados por el Gobierno se han visto superados este año por las distorsiones de la economía, que encumbraron la escasez −30% según las últimas cifras publicadas− y la inflación. Sólo el alza en alimentos y bebidas acumuló 91% en 12 meses −agosto de 2013/agosto2014− según el Banco Central de Venezuela.

La situación obligó al Ejecutivo a aplicar una fuerte corrección de precios en los últimos seis meses, impactando 30 bienes y servicios. Una cadena de ajustes que convierte el reciente anuncio de aumento de 15% en el salario mínimo en una débil barrera de contención.

El director de Econométrica, Henkel García, señaló que el Ejecutivo debió asumir el costo del rezago en la revisión de los precios de los rubros regulados −hasta 28 meses− por el desabastecimiento que afecta a toda la cadena de comercialización.

“Mantener congelados los precios hace que la escasez se complique más, entonces buscando que mejore, aunque de manera circunstancial, prefiere tener más inflación”, dijo al explicar que el abastecimiento no se resolverá porque muchos de los ajustes no cubren los costos de producción, y el acceso a las divisas para los bienes importados seguirá restringido.

Impacto inflacionario 

Entre mayo y octubre, el Gobierno aumentó los precios de 30 rubros, correspondiendo 10 al sector alimentos, 18 de higiene personal y del hogar y dos de servicios –luz y estacionamientos.

Los porcentajes de alza oscilan entre 2% y 237%, con lo cual el bolsillo familiar se ha visto fuertemente impactado. Partiendo de esta realidad, con pocos ajustes salariales, se reduce de manera significativa lo que podía adquirir un trabajador hace un año. A finales de 2014 se completará el ciclo de tres incrementos del salario mínimo (10% en enero, 30% en mayo y 15% en diciembre), pero la escalada de la inflación, que según Econométrica cerrará entre 70% y 75% este año, diluye el efecto del aumento.

Mientras los ingresos básicos pasarán de Bs 2 mil 973 en enero a Bs 4 mil 889,11 en diciembre, al término del año el sueldo básico real caerá hasta 10,55%, al comparar el alza con el índice de inflación. Vale apuntar que en otros sectores los incrementos han sido menores en términos porcentuales. En los casos de los médicos y docentes, han visto elevar sus remuneraciones 75% en un lapso de dos años.

García advierte que además las subidas de precios no  pararán en lo que resta del año. Al menos los sectores de las pastas, la harina de maíz precocida y los quesos, esperan un aumento en las próximas semanas.  

Para el superintendente de Precios Justos, Andrés Eloy Méndez, los incrementos que se han aplicado y los que están por venir se adaptan a las estructuras de costos y márgenes de ganancia que establece la Ley que la fija en máximo 30%.

El alto funcionario reconoce la necesidad de aplicar ajustes, como es el caso de la harina de maíz precocida, que según admitió, en algunas semanas volverá a subir −en julio aumentó 67%. La industria aspira a que sea elevada 97,58%, para que el kilogramo pase de Bs 12,40 a Bs 24,50.

Recordó que desde este 1° de diciembre todos los productos que se comercialicen en Venezuela deben tener impreso el denominado Precio de Venta Justo (PVJ), es decir, el importe debe ser troquelado en los envases o embalajes. La medida, según dijo, busca frenar la especulación y el remarcaje de precios.