Iglesia Católica acompaña proceso de cambios en Cuba | 800Noticias
800Noticias
Religión

 Cidudad del Vaticano AFP.- La mediación del papa Francisco en la reconciliación entre Estados Unidos y Cuba reafirmó el papel de acompañante que ha tenido la Iglesia Católica en los cambios en la isla bajo el gobierno de Raúl Castro.

En los últimos meses, Francisco escribió a Castro y al presidente estadounidense, Barack Obama, “invitándoles a resolver cuestiones humanitarias de común interés como la situación de algunos detenidos, para dar inicio a una nueva fase de las relaciones entre las dos partes”, reveló el miércoles el Vaticano, día en que ambos mandatarios anunciaron su histórico acuerdo, informó AFP.

En octubre, el Papa recibió en el Vaticano a delegados de los dos países y les ofreció “sus buenos oficios para favorecer un diálogo constructivo sobre temas delicados”.

Pero la labor mediadora no terminó ahí, pues “la Santa Sede continuará apoyando las iniciativas que las dos naciones emprenderán para acrecentar sus relaciones bilaterales y favorecer el bienestar de sus respectivos ciudadanos”, señaló el texto.

Dejando atrás períodos de duro enfrentamiento en los años 60 o de difícil cohabitación con el gobierno comunista en los 70, 80 y comienzos de los 90, la Iglesia comenzó a ampliar su espacio en la isla con la visita del papa Juan Pablo II en enero de 1998.

El pontífice polaco pidió entonces “que Cuba se abra al mundo y que el mundo se abra a Cuba”, marcando el interés de la Iglesia por cambios en la isla y de Estados Unidos hacia Cuba, enemigos históricos desde la llegada de Fidel Castro al poder en 1959.

Uno de los cardenales que acompañó a Juan Pablo II en aquel viaje histórico fue el argentino Jorge Mario Bergoglio, quien sería elegido papa en marzo de 2013 con el nombre de Francisco.

Resultado de aquel viaje vio la luz el libro “Diálogos entre Juan Pablo II y Fidel Castro”, cuyo coordinador fue precisamente el cardenal Bergoglio. 

Pocos días después de asumir como Papa, el sito web de la Conferencia de Obispos de Cuba publicó el discurso programático de Francisco en el cónclave, hasta entonces desconocido fuera del ámbito del Colegio Cardenalicio.

Bergoglio se lo había entregado al cardenal cubano Jaime Ortega, con la autorización de publicarlo.

Ortega, contraparte de Raúl Castro

La Iglesia, única institución legal no oficial en esta isla con régimen unipartidista, fue llamada por Raúl Castro como interlocutora en un inédito diálogo el 19 de mayo de 2010, que ninguna de las dos partes ha dado por concluido.

Raúl asumió la presidencia como titular en 2008, tras sustituir provisionalmente a su hermano enfermo, Fidel, en 2006, y comenzó un reordenamiento del Estado y a encarar otros problemas para comenzar formalmente las reformas económicas en 2011.

En las largas conversaciones, según dijo Raúl después, la Iglesia expresó puntos de vista “no siempre coincidentes” pero “sí constructivos”, en un ambiente de “respeto mutuo, lealtad y transparencia”.

El diálogo dio como fruto la excarcelación de unos 130 presos políticos, entre ellos 52 opositores que quedaban en la cárcel de 75 condenados tras la “Primavera negra” de 2003, y el cese de los hostigamientos a sus esposas, que crearon las “Damas de Blanco”, que cada domingo marchan por un tramo de la Quinta Avenida de Miramar, en el oeste de La Habana, tras asistir a misa. 

La Iglesia dio un espaldarazo a las reformas de Raúl y llamó a los fieles a apoyarlas, mientras el gobierno amplió su espacio público -con acceso a medios de comunicación, misas en prisiones, procesiones- y respaldo a la apertura del primer seminario en medio siglo en la isla y de un activo centro cultural.

En los años 60 la Iglesia demonizó al comunismo y Fidel Castro expulsó a más de un centenar de sacerdotes y nacionalizó propiedades del clero. Tras el diálogo de 2010, Raúl ha devuelto a la Iglesia algunos de los inmuebles expropiados.

En marzo de 2012, Benedicto XVI fue el segundo papa en visitar la isla, donde los católicos no son mayoría entre los creyentes, pues prevalecen los devotos de cultos africanos.

Hace unos meses, los obispos norteamericanos confirmaron la visita de Francisco a Estados Unidos en septiembre de 2015, para clausurar un Encuentro Mundial de Familias.

Debido a su papel mediador entre Obama y Raúl, algunos creen que Cuba podría ser una escala en este viaje.