Los hisopos para los oídos tardan tres siglos en desaparecer de la Tierra | 800Noticias
800Noticias
Nuestra Tierra

El País

Pequeño, suave y, a primera vista, inofensivo. Los hisopos o bastoncillos para los oídos son uno de los objetos cotidianos más habituales en la mayoría de las casas. Su vida útil: unos 10 minutos. El tiempo que tardan en degradarse cuando se tiran a la basura: 300 años. La localidad madrileña de Alpedrete —14.400 habitantes— ha puesto en marcha una campaña de información sobre este tipo de utensilios perecederos y perjudiciales para el medioambiente. Para ilustrar la campaña, el Ayuntamiento ha elegido la fotografía de Justin Hofman que el pasado año dio la vuelta al mundo y acabó siendo finalista del Wildlife Photographer of the Year: un caballito de mar con la cola enroscada en un bastoncillo para los oídos.

Diez minutos en tus manos y 300 años en la Tierra, es el eslogan elegido. El Ayuntamiento señala que, además del problema ambiental que ocasionan los bastoncillos tras acabar en los ríos y en el mar, el uso de estos hisopos “pueden suponer un problema para la salud”. Muchos otorrinolaringólogos afirman que pueden producir daños en los tímpanos. Francia ha iniciado medidas para prohibir su venta a partir de 2020.

Cada mes, Alpedrete sensibilizará a la población con un objeto cotidiano desechable, no biodegradable y dañino para el medio ambiente. El mes pasado fueron las bolsas de plástico, que tardan de media unos 400 años en desaparecer de la tierra.

La Comisión de Cambio climático del Congreso de los Diputados aprobó en 2016 una proposición no de Ley para instar al Gobierno que prohíba el uso, comercialización, importación y exportación de bolsas de plástico de un solo uso. El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente anunció que a partir de este 2018 —fecha por confirmar— será obligatorio que las tiendas cobren a sus clientes las bolsas y a partir de 2020 se prohibirá su distribución total.

El 96% de la basura presente en aguas del Mediterráneo procede de elementos plásticos, un 72% en playas españolas, según un informe de Greenpeace publicado el verano pasado. En España, se recicla el 30% de los plásticos, material presente en gran parte de todos los objetos que se comercializan mundialmente.

Síguenos por @800noticias