La “capital” de los faroles chinos se prepara para el Año Nuevo | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

AFP.- En el pueblo de Tuntou, en la provincia china de Hebei (norte), una obrera pinta con letras doradas la palabra “Fu” (“riqueza”) en centenares de faroles rojos, un elemento decorativo tradicional e indispensable para las fiestas del Año Nuevo que empiezan dentro de unos días.

En la entrada del pueblo, situado a unos 270 kilómetros al suroeste de Pekín, un arco de madera de varios metros de altura recibe a los visitantes con la inscripción “Capital de los faroles”.

“Entre el 80% y el 90% de los faroles que se utilizan en China vienen de aquí”, asegura Bai Liwei, el jefe del partido comunista en el pueblo, que lleva dos meses movilizado para las fiestas.

In this picture taken on January 22, 2016, a worker checks red lanterns at a factory in the village of Tuntou, in Hebei province southwest of Beijing, for the up coming Lunar New Year celebrations on February 8. For the past two months, the town has been churning out the pumpkin-shaped lamps in preparation for the biggest holiday of the year in the world's most populous country. Known as the "Spring Festival" in China, the holiday, which falls on February 8 on this occasion, compares in importance to Christmas in the West, and marks a time when for far-flung family members return home for merriment and meals -- according to tradition, they must be back by midnight on the eve of the new year.  AFP PHOTO / FRED DUFOUR / AFP / FRED DUFOUR

AFP / FRED DUFOUR

Siguiendo la tradición, estos faroles, del tamaño de una calabaza grande, se colgarán en los hogares de todo el país el 7 de febrero por la noche, la víspera de la Fiesta de la Primavera (el Año Nuevo lunar), una celebración familiar equivalente a la Navidad cristiana que dura 15 días.

En Tuntou, especializado desde hace 40 años en la fabricación de faroles, no hay grandes fábricas sino muchos talleres privados, cada uno especializado en una parte del proceso de fabricación (estructura metálica, cobertura exterior —de tela o a veces de seda— o inscripciones decorativas).

Los faroles rojos (el color que en China simboliza la suerte y la felicidad) se usan en todas las celebraciones importantes, como bodas, inauguración de comercios o en Año Nuevo, que celebra en enero o febrero según el calendario lunar.

“Cada año se producen decenas de miles de faroles y se venden casi todos. Una parte se exporta hacia el sureste de Asia, Estados Unidos o Japón. Se han convertido en el pilar económico del pueblo”, explica Bai Liwei.

In this picture taken on January 22, 2016, red lanterns are hung outside a factory in the village of Tuntou, in Hebei province southwest of Beijing, for the up coming Lunar New Year celebrations on February 8. For the past two months, the town has been churning out the pumpkin-shaped lamps in preparation for the biggest holiday of the year in the world's most populous country. Known as the "Spring Festival" in China, the holiday, which falls on February 8 on this occasion, compares in importance to Christmas in the West, and marks a time when for far-flung family members return home for merriment and meals -- according to tradition, they must be back by midnight on the eve of the new year.  AFP PHOTO / FRED DUFOUR / AFP / FRED DUFOUR

AFP / FRED DUFOUR

Normalmente los faroles llevan inscripciones en letras doradas con mensajes positivos como “felicidad”, “paz” o “familia”.

Pero en los últimos tiempos los mensajes son más políticos, explica Bai, con algunos de los llamados “12 valores centrales del socialismo” (“democracia”, “libertad” o “patriotismo”) promovidos por el presidente Xi Jinping.

Síguenos por @800noticias