Sobrino de Cilia Flores: “He estado en negocios de drogas desde los 18 años” | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Con inf, MaiBort Petit/ Nuevo Herald

El cuarto día del juicio de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas se caracterizó por las caras largas que tenían los acusados y sus defensores. Desde tempranas horas de la mañana, el fiscal Brendan Quigley F. se encargó de enterrar la tesis de la defensa, según la cual los dos hombres no tenían experiencia en negocios de narcotráfico, desconocían por completo la logística que se usa para enviar enormes cantidades de cocaína al mercado internacional, y en especial, que desconocían que la droga que enviarán a Honduras -el 15 de noviembre de 2015- tenía como destino final varias ciudades de los Estados Unidos.

De manera elocuente, Quigley F. fue mostrando a los miembros del jurado cómo los dos acusados habían estado envueltos en otros negocios de narcotráfico. Motivado a que los abogados defensores lograron desacreditar las fuentes de la DEA, y al hecho de que los informantes confidenciales tienen un amplio historial de récords criminales, el gobierno americano decidió usar directamente las evidencias -validadas por la corte- para probar cada uno de los aspectos que constituyen el delito por el cual los sobrinos de Nicolás Maduro están siendo juzgados.  Así lo menciona en su cuenta twitter la reconocida periodista @maibortpetit, quien se ha encargado del juicio de los sobrinos de Cilia Flores.
El fiscal Quigley F. se fue al grano, y mostró las grabaciones como pruebas irrefutables para demostrar el delito, más allá de la duda razonable. En la medida en que se iban escuchando las voces de los acusados, conjuntamente con la del informante encubierto CS1, los dos imputados y sus abogados cambiaron su expresión facial. Hasta Campo Flores, quien suele sonreír a lo largo de todas las audiencias, lució turbado y pensativo.
Narcotraficante desde la adolescencia

Por otra parte el Diario Nuevo Herald, publicó que las grabaciones presentadas por la fiscal, se escuchaba a el  sobrino del presidente venezolano Nicolás Maduro y la primera dama Cilia Flores, cuando se jactaba que él había estado traficando drogas desde que era adolescente.Efraín Campo alardeó de su habilidad para conseguir aviones para transportar drogas, negociar con un narco francés y sobre los costos comparativos de hacer negocios en Europa en lugar de Centroamérica durante dichas conversaciones.

“Yo tengo 30 años. Llevo haciendo este trabajo desde que tenía 18”, dijo Campo en las conversaciones grabadas.

Varias grabaciones de audio y video de las charlas de Campo con informantes confidenciales fueron escuchadas en el cuarto día del notorio juicio que según se alega vincula a la familia del presidente venezolano y su esposa con el narcotráfico ilícito.

Campo, ahora de 31 años, y su primo Francisco Flores, también de 31, enfrentan cargos de conspiración para entrar de contrabando 800 kilogramos de cocaína en Estados Unidos. Las grabaciones son clave para que la fiscalía pueda probar que los acusados no son víctimas ingenuas de un complot político, sino los agentes dispuestos y capaces de un plan para explotar sus lazos políticos con objeto de llevar a cabo una transacción de tráfico de cocaína por $20 millones que hubiera ayudado a la campaña política de su tía y a mantener a su familia en el poder.

Síguenos por @800noticias