Cómo resucitar tu teléfono si se moja | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

 

Agencias.-  Es un momento de genuino terror: el celular se desliza de tus manos, tu cartera o tu bolsillo y cae al agua sin que puedas detenerlo. O alguien ha derramado profusas cantidades de líquido sobre el aparato que se ha convertido en esencial para tu vida.

Cualquiera que sea el escenario, lo más probable es que no hayas pagado un seguro que cubra los daños causados por la involuntaria inmersión. Casi todos los teléfonos modernos tienen un indicador de contacto líquido (LCI), una pequeña pegatina blanca que se torna roja cuando entra en contacto con el agua.

Los fabricantes colocan el LCI en sus productos para verificar al momento de decidir sobre las reclamaciones de garantía. En la mayoría de los casos, pueden negarse a reparar o cambiar tu teléfono si el LCI se ha tornado rojo, a menos que hayas pagado una garantía especial que cubra este tipo de daño.

Pero si te ocurrió no todo está perdido: hay posibilidades de recuperar el celular si sigues estos pasos recomendados por expertos:

Elimina la fuente de energía

Aunque el instinto te impulse a conectarlo a la electricidad para ver si funciona, debes contenerte, sugiere USA Today. En cambio, quítale la batería lo antes posible.

Si cayó en agua salada, sumérgelo en agua dulce

Como lo lees: Si el teléfono se empapa en agua salada, probablemente debes enjuagarlo en agua fresca antes de que se seque. Cuando el agua salada se evapora, deja cristales que pueden dañar los componentes. Sólo asegúrate de extraer la batería antes de inundar darle el segundo baño, recomiendan expertos de Popular Mechanics.

No trates de encenderlo por las teclas

Si presionas las teclas, el agua penetrará aún más en el aparato y además la acción aumenta el riesgo de un cortocircuito que cause daño permanente.

Extrae las tarjetas SIM y SD

Retira las tarjetas SD y tarjetas SIM y cualquier otro componente que se pueda quitar para secar por sí solo. Mientras más áreas del teléfono se puedan airear, mejor. Desafortunadamente el iPhone no tiene una batería extraíble, con lo cual simplemente te queda cruzar los dedos.

Usa un desecante

Claro que recordarás los chistes y memes a costa de los chinos, el arroz y el celular mojado. Pero la realidad es que este grano, en su estado crudo, funciona como un desecante eficaz, que absorbe la humedad dentro del aparato cuando lo cubres completamente con él.

También puedes usar sílice -esas bolitas que hallarás dentro de bolsas dentro de las cajas de zapatos nuevos-, por ejemplo. Es igualmente eficaz y no tiene el polvillo que acompaña los granos de arroz.

Evita el calor

No se te ocurrar colocar el teléfono en el horno convencional o el microondas. El calor puede deformar los circuitos y derretir sus componentes internos. Evita también el secador de cabello, pero puedes usar un ventilador.

Intenta extraer el agua

De ser posible, coloca absorbentes en los orificios del teléfono y adapta una aspiradora a los extremos, para intentar extraer el agua. Pero no sacudas el aparato, pues el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Aprovecha el aire acondicionado

Aunque puede dar la impresión contraria, el aire que emite este aparato es seco, además de frío, y ayudará a que el agua se evapore rápidamente.

Espera de 24 a 48 horas 

Una vez que hayas puesto en práctica los consejos anteriores, enciende el celular y mira si funciona. Es mejor esperar más de 24 horas, pero si después de 48 no da señales de vida, lo más probable es que tendrás que invertir en un nuevo aparato.

Síguenos por @800noticias