Analizan medidas para evitar transmisión del zika durante el verano en EE.UU. | 800Noticias
800Noticias
Salud

Con información de EFE

Autoridades sanitarias federales, estatales y locales estadounidenses, así como entidades privadas, se reunieron este en Atlanta (Georgia, EE.UU.) para definir estrategias de cara a un posible aumento de casos de zika en Estados Unidos conforme se acercan los meses de calor.

“Con el apoyo del Gobierno federal, los líderes estatales y locales desarrollaran un plan de acción integral para luchar contra el zika en sus comunidades”, dijo el director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Tom Frieden en conferencia de prensa durante la convención.

La Cumbre para el Plan de Acción de Zika reunió este viernes en Atlanta, Georgia, a más de 300 funcionarios y expertos para coordinar esfuerzos, en especial en aquellas zonas en las que se ha registrado presencia del mosquito “Aedes aegypti”, que transmite el virus.

“Los mosquitos que transmiten el virus del Zika ya están presentes en territorio estadounidense y cientos de viajeros ya han regresado a Estados Unidos con zika. Bien podríamos ver focos de zika en Estados Unidos en los próximos meses”, agregó el funcionario, que señaló a los estados de Florida, Texas y Hawai como los más “vulnerables”.

De acuerdo con datos de los CDC, es posible encontrar mosquitos “Aedes aegypti”, que también transmiten el Chikunguña y el dengue, en los estados del sur y centro de Estados Unidos.

Las autoridades señalaron que varios estados han empezado a desarrollar planes locales de control de proliferación de los mosquitos, en especial aquellos en los que ya se ha registrado anteriormente la presencia del “Aedes aegypti” durante los meses de calor.

“Es muy difícil predecir cuál será el patrón, pero lo que sí es cierto es que entre mejor sea el registro, mejor podremos entender el patrón y responder en la mejor medida posible”, aseveró Frieden tras indicar que si bien es posible se dé transmisión local del virus, no creen que sea de forma “persistente”.

Las autoridades destacaron una vez más la necesidad de tomar acciones “urgentes” para prevenir la propagación del virus entre mujeres embarazadas.

“Este es realmente un gran plan de respuesta para reducir el riesgo para las mujeres embarazadas. Todos tenemos un papel que desempeñar y lo estamos haciendo con un gran sentido de urgencia y de compromiso”, dijo Frieden.

Los CDC recomiendan a los hombres que han estado contagiados con zika esperar 6 meses antes de dejar embarazadas a sus parejas desde el momento en que experimentaron los primeros síntomas. Así también recomiendan a las mujeres esperar al menos 8 semanas desde que se han enfermado con el virus antes de intentar quedar embarazadas.

Los CDC aconsejan a las mujeres embarazadas no viajar a las zonas afectadas y utilizar preservativos o abstenerse de tener relaciones sexuales con sus parejas si estos han vivido o viajado a un área afectada por el virus del Zika.

La recomendación incluye cualquier tipo de actividad sexual, ya sea vaginal, anal u oral, para minimizar el riesgo de contagio, en especial durante el embarazo.

Por otra parte, cada vez es mayor la evidencia científica que apunta a un probable vínculo entre el zika y la microcefalia o el síndrome Guillain-Barré, aunque no existen todavía pruebas concluyentes de la relación entre estas condiciones y el virus.

“Nunca antes hemos identificado una enfermedad transmitida a través de una picadura de mosquito que cause defectos de nacimientos y por eso queremos ser extremadamente cautelosos. Lo que sí es claro es que el espectro del riesgo durante el embarazo va más allá de la microcefalia”, señaló el funcionario.

Las autoridades sanitarias destacaron la gravedad de la situación si no se actúa a tiempo e hicieron un llamado al Congreso para que apruebe la partida de 1.900 millones de dólares que el presidente Barack Obama solicitó en febrero para combatir el virus del Zika.

El Congreso se ha negado a aprobar los fondos hasta ahora y en su lugar ha recomendado usar el dinero ya aprobado anteriormente para enfrentar la crisis del ébola, que los CDC aseguran no es suficiente.

“No podemos esperar hasta ver transmisión generalizada en Estados Unidos antes de tomar los pasos necesarios para prepararnos. Va a ser muy tarde a ese punto”, dijo durante la conferencia en Atlanta Amy Pope, subasesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

A este llamado para la acción se sumó el director médico de la organización March of Dimes, Edward McCabe, quien durante la conferencia urgió a los congresistas a actuar antes de que sea demasiado tarde.

“Si tenemos éxito en los próximos meses, podríamos evitar el nacimiento de docenas e incluso cientos de bebés con defectos de nacimiento devastadores, pero debemos actuar ahora”, indicó McCabe.

De acuerdo con datos de los CDC, hasta el 30 de marzo se habían reportado en Estados Unidos 312 casos de transmisión de zika asociados con un viaje a una de las zonas afectadas, 27 de los cuales eran mujeres embarazadas y 6 fueron transmitidos sexualmente.

Hasta ahora, 33 países y territorios han reportado casos de contagio local de zika, que de acuerdo con cifras de la Asociación Panamericana de la Salud (OPS) podrían ascender a cerca de 200.000.

Síguenos por @800noticias