+VIDEO| Muere de cáncer el hombre que sobrevivió cuatro días en aguas de la Antártida | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

El Mundo

El navegante británico Tony Bullimore, que se hizo mundialmente famoso en 1997 tras sobrevivir cuatro días en las aguas heladas de la Antártida, murió a los 79 años víctima de un cáncer.

En 1997, mientras participaba en la Vendée Globe, su embarcación volcó a 1.300 millas de la costa de Australia tras verse atrapada en una tormenta con vientos de más de 100 millas por hora. Durante cuatro jornadas permaneció acurrucado dentro del casco de su embarcación, dado la vuelta sobre el agua helada. A pesar de todo, sólo perdió un dedo por congelación. Una fragata de la Marina australiana le rescató.

El suceso mantuvo en vilo a todo el Reino Unido hasta el punto de que el por aquel entonces primer ministro británico, John Major, se felicitó por la operación de rescate desde la India, donde se encuentra en visita oficial.”Gracias a Dios. Esto es un milagro”.

“Determinación, un poco de chocolate y un poco de agua me han salvado la vida”, diría más tarde Bullimore. La burbuja de aire que se formó en el casco del barco se agotaba cuando fue rescatado. Las estimaciones posteriores hablaron de que sólo le quedaba oxígeno para permanecer ilocalizable por seis horas más.

Una vez rescatado, Bullimore relató lo sucedido: “Dos tercios del casco estaban cubiertos de agua. Había un agujero en la parte inferior, mejor dicho en lo alto, producido por una ventana rota que tragaba agua cada rato en cantidades colosales. Eran como unas cataratas del Niágara, sólo que de abajo arriba. Así es que tuve que buscarme un sitio seguro en lo más alto y tender unas redes para atrincherarme ahí como única forma de protegerme del agua y de los bandazos”, dijo en declaraciones que recogió El País.

Bullimore, apodado el Bulldog británico tras su rescate, no abandonó la navegación. Siguió recorriendo el mundo e incluso surcó la zona en la que sufrió el accidente. “Me senté en el bote mirando hacia afuera, sobre el mismo mares. De vez en cuando, te das cuenta de lo afortunado que eres de estar aquí “, afirmó. En 2005, Bullimore se hizo cargo de un equipo que quedó en segundo lugar la Oryx Quest.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias