Ventas y emprendimientos, mejor opción para sobrevivir a la pandemia en Venezuela | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

800noticias

Desde el pasado 13 de marzo se sumó una preocupación más a la ya golpeada cotidianidad del venezolano. La llegada al país del Covid-19 agudizó los problemas económicos de la población debido a las restricciones propias del confinamiento para prevenir contagios.

Familias se enfrentaron con angustia a las circunstancias. Con los hijos en casa, y sin posibilidad de salir a trabajar, muchos echaron mano de su ingenio para generar ingresos sin salir de sus viviendas. Fue momento de explotar talentos y habilidades para sacarles provecho.

A través de grupos de whatsapp y redes sociales comenzaron a impulsarse toda clase de emprendimientos y ventas de productos y servicios entre vecinos de una misma comunidad. Es común que hoy en día cada edificio o urbanización cuente con un espacio destinado a promover a emprendedores y comerciantes de la zona.

El economista Aaron Olmos afirma que la perdida del poder adquisitivo y la destrucción del aparato productivo sumado a la circunstancias generadas por la pandemia han llevado a una gran cantidad de empresas a replantearse su modelo de negocios y los ciudadanos se han tenido que reinventar.

«Es por esta razón que muchos venezolanos se han reinventado y han ubicado espacios incluso dentro de sus propias residencias y comunidades, para hacerle frente y salir adelante frente a la situación económica compleja que tenemos» afirma Olmos.

Por las redes se ofrecen desde postres hasta servicios de peluquería, pasando por reparación de equipos, venta de ropa, calzados y hasta los platos más exquisitos.

La cuarentena propició los emprendimientos

El caso de Jesús Saavedra es digno ejemplo de ello. En el mes de junio se aventuró a preparar sushi para celebrar el día del padre y debido al éxito obtenido en la preparación decidió perfeccionar la técnica y comenzar a ofrecerlo entre amigos, familiares y vecinos. Rápidamente ganaron popularidad.

Hoy en día, junto a su esposa trabajan de lunes a lunes y realizan delivery a toda caracas bajo estrictas medidas de protección y cuidando la calidad del producto. Sushian ju, es un negocio que nació y ha crecido en cuarentena.

También en cuarentena nació el grupo Emprendedores Montalbán con la iniciativa de su fundadora, Sirun Avakian, de ayudar a amigos y vecinos a promocionar sus productos. «Comenzó siendo un grupo con gente de Montalbán pero poco a poco se fue sumando gente de otras zonas de Caracas, ya sumamos 800 seguidores en Instagram», explicó.

A medida que se mantiene el confinamiento surgen negocios e ideas, lo que demuestra que aun y bajo las circunstancias más adversas se impone la creatividad y necesidad de reinvención.

 

Síguenos por @800noticias