Unos abuelos británicos extraen el esperma de su hijo fallecido para tener un bebé | 800Noticias
800Noticias
Ciencia

Agencias

Unos abuelos de Reino Unido vieron mermado su deseo de ser abuelos al fallecer su hijo en un accidente de tráfico. Movidos por la esperanza de que alguien de sus sangre pudiera heredar toda su fortuna, decidieron extraer el esperma de su hijo muerto, el cual fue congelado.

Lo hicieron eludiendo las leyes de Reino Unido y sin previo consentimiento. Ese esperma lo enviaron a una clínica en Estados Unidos que permite, mediante la gestación subrogada, elegir hasta el género del bebé. El encargado de este controvertido proceso ha sido el Doctor David Smotrich, que ha declarado que desconocía que los padres no contaban con al autorización de su hijo para realizar la gestación, según revela el Daily Mail.

En este sentido, el médico ha explicado que una propuesta así suele ser “inusual”, pero que “fue un honor poderles ayudar en una situación tan trágica”, ya que éstos aseguraban que “así lo hubiera querido su hijo”. Smotrich también ha aclarado que el proceso para elegir un óvulo fue largo y tedioso, ya que éste debía pertenecer a la mujer que ellos creían que acabaría casándose con su hijo. Solicitaban un nivel de estudios determinado, además de una apariencia física definida y un elevado nivel intelectual.

Se estima que el tratamiento ha tenido un coste de entre 70.000 y 115.000 euros. La pareja regresó al Reino Unido después de obtener la documentación oficial que les nombró adres legales del niño estaban completos.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias