TPS para los venezolanos en EEUU no pasó la prueba del Senado | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Redacción 800 Noticias

El senador estadounidense del partido demócrata, Bob Menéndez, informó que la aprobación del TPS para los inmigrantes venezolanos en EEUU no fue aprobada en el Senado debido a que los miembros del partido republicano se negaron a votar por unanimidad para aceptar esta protección temporal.

Menéndez expuso este martes en el Senado, las precarias condiciones en las que viven los migrantes venezolanos que huyen cada día de su país en búsqueda de una calidad de vida. Un acontecimiento que pudo evidenciar en una visita a la frontera colombo – venezolana y que le dejó el sentimiento de apoyo para los refugiados por los que hoy intentó luchar para su protección migratoria en EEUU.

El demócrata rechazó que los repúblicanos se negaran a aprobar el TPS, expresó: “Si el Senado hubiese visto lo que vi en la frontera venezolana, no jugarían a la política ni matarían legislación para proteger a los venezolanos en los EEUU”.

“Es una falta de moral inconcebible que el presidente (Donald Trump) y los republicanos, no levanten un dedo para proporcionar TPS a los venezolanos”, enfatizó Menéndez al explicar que el régimen de Nicolás Maduro es el único culpable de la crisis migratoria que padece Venezuela y que afecta a toda la región.

El republicano Mike Lee, the Utah, se opuso al pedido de Menéndez y Durbin para el trámite rápido del TPS, un beneficio al cual se opone la administración del presidente, Donald Trump.

“La aprobación por unanimidad no es la forma en que deberíamos aprobar esta legislación”, argumentó Lee, quien indicó que los senadores necesitan más tiempo para estudiar la propuesta de la Cámara Baja para presentar enmiendas.

La representante Donna Shalala, demócrata por Florida, dijo en una declaración que estaba “profundamente decepcionada por las acciones del senador lee y sus colegas republicanos que bloquearon esta legislación destinada a salvar vidas”.

“Pero no puedo decir que esté sorprendida”, agregó.

“Durante años, los republicanos han estado envolviéndose en la bandera venezolana y proclamándose campeones de la restauración democrática en Venezuela, pero virtualmente en cada oportunidad que hay para ayudar al pueblo venezolano, los dirigentes republicanos en el Senado, la Cámara (Baja) y la Administración, de manera coherente los han abandonado”, sostuvo Shalala.

Rubio, quien señaló a la prensa que no espera acción en el Senado en lo que resta de la semana añadió que tiene la esperanza de que el gobierno del presidente Donald Trump haga algo acerca de los venezolanos.

Varios legisladores republicanos y funcionarios de la Casa Blanca son renuentes a extender el TPS a los inmigrantes de Venezuela, y al mismo tiempo quieren ponerle fin a los beneficios concedidos a los ciudadanos de otros países.

En el bando republicano los senadores Rubio y Rick Scott y el representante Mario Díaz Balart están a favor de dar a los venezolanos ese beneficio, que les permitiría residir y trabajar legalmente en Estados Unidos por el tiempo que dure la medida.

El jueves pasado, la Cámara de Representantes aprobó la concesión del TPS a los inmigrantes venezolanos.

La propuesta recibió el aval de la Cámara Baja con 272 votos a favor frente a 158 en contra, y fue remitida al Senado.

Horas antes de la votación en la Cámara Baja, el representante Darren Soto, demócrata por Florida, dijo en una conferencia de prensa que la situación de Venezuela “es grave”.

“Este es exactamente el tipo de situación que necesita el programa del Estatus de Protección Temporal”, afirmó Soto, al señalar que los venezolanos -de los que calculó 170.000 residen en Florida- representan el grupo más grande de solicitantes de asilo en Estados Unidos.

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que EE.UU. concede permisos de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.

Desde entonces, Estados Unidos ha concedido el TPS a países como Honduras y Nicaragua tras el paso en 1998 del devastador huracán Mitch, a El Salvador a raíz de una serie de sismos en 2001, a Haití en 2010 por su catastrófico terremoto y a Sudán en 2014 con motivo del conflicto de Sudán del Sur.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias