TALENTO EN FUGA| Casi 900 médicos venezolanos presentan prueba para ser certificados en Chile | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Redacción 800 Noticias

De acuerdo con las autoridades chilenas, más de dos mil extranjeros presentaron en Chile una prueba especial para ser certificados en el ejercicio de la profesión en ese país. De ese total, 861 son médicos venezolanos, quienes han salido del país por la crítica situación en la que se encuentran. Eso significa que más de 40% de los profesionales que presentaron la prueba son venezolanos.

Estos médicos, altamente calificados en las universidades venezolanas, y en los que el Estado ha invertido una significativa suma de dinero, deben tomar sus maletas e irse dado que durante los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro no han podido  conseguir un trabajo digno en Venezuela o los ingresos que perciben no les da para vivir en un país azotado por la inflación.

La pediatra venezolana Milisbeth Sifontes, quien ha presentado ya dos veces al examen, señaló que “tienes que volver a comenzar de cero. No es fácil para nosotros”.

Asegura que el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (Eunacom) es indispensable para poder ejercer en Chile y sin aprobarlo no pueden conseguir trabajo.

Como ella, otros 2.152 médicos se inscribieron para rendir el Eunacom en la segunda convocatoria del año, que se celebró el pasado miércoles. Se trata de un test sobre medicina general que se ha convertido en un filtro difícil de sortear para médicos extranjeros, principalmente venezolanos que han emigrado en masa en los últimos dos años a Chile.

En su primer intento en diciembre reprobó el examen, como la mayoría de los titulados en el extranjero. El 73,2% no logró pasarlo, frente a sólo el 3,4% de los médicos chilenos.

“Cuando eres especialista, te especializas en lo tuyo y cuando eres médico general tienes que saber de todo y hace mucho tiempo que no estudias cardiología de adulto o nefrología”, justifica entre apuntes Milisbeth, de 36 años, que emigró a Chile hace ocho meses.

El examen es requisito para trabajar en la salud pública -que atiende al 80% de los chilenos- y abre las puertas también al cada vez más competitivo mercado de la salud privada.

Tradicionalmente, el examen se tomaba solo en diciembre, al final del programa de estudio de los médicos chilenos. Pero con el incremento de extranjeros desde 2015 se lleva a cabo dos veces al año.

En diciembre hubo 4.524 inscritos, casi un 50% más que el año anterior, una marca que también se registró en julio, con 2.152 inscritos, un 60% más, agotándose los cupos en un solo día.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias