Tailandia impone un toque de queda nocturno nacional por COVID-19 | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El Gobierno de Tailandia ha impuesto desde hoy un toque de queda nocturno en todo el país mientras Singapur ha cerrado colegios y actividades no esenciales, unos pasos más en el endurecimiento de las medidas en el Sudeste Asiático, donde siguen aumentando los casos por la COVID-19.

El confinamiento nocturno en Tailandia estará vigente entre las 22.00 horas y hasta las 04.00 e incumplir la orden, que excluye a trabajadores catalogados de primera necesidad, puede ser castigado con hasta dos años de cárcel o una multa de hasta 40.000 THB (1.215 dólares o 1.120 euros) o ambas.

La medida sigue a otras decretadas de manera escalonada por las autoridades tailandesas como el cierre de centros comerciales, cines, restaurantes, bares y la cancelación de eventos multitudinarios.

Tailandia, que a mediados de enero fue el primer país en detectar casos del nuevo coronavirus fuera de China -donde se inició el brote-, ha registrado hasta el momento 1.978 infectados, de los cuales 19 perdieron la vida.

Unas cifras que van en aumento, aunque el Gobierno asegura mantener controlada la situación y ha rechazado en varias ocasiones que de momento sea necesario imponer medidas de confinamiento, mientras que ha restringido la llegada de extranjeros y nacionales procedentes de otros países.

Sin embargo, este viernes la portavoz de la Oficina del Primer Ministro, Naruemon Pinyosinwat, señaló que se “considera seriamente” ampliar la orden de permanecen en casa a todo el día si los números no dejan de crecer, en declaraciones a los medios.

Por su parte, el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, anunció hoy nuevas restricciones de movimiento y el cierre de colegios y trabajos no esenciales durante un mes, sin llegar a imponer un estricto confinamiento para toda la población.

“Estas medidas significativamente más estrictas ayudarán a reducir el riesgo de que ocurra un gran brote y disminuyan gradualmente nuestros números para que nos permitirán relajar algunas medidas”, dijo en un mensaje televisado el dirigente de la ciudad Estado, que cuenta con más de 1.000 contagios y cinco muertos.

Países del Sudeste Asiático, como Malasia, con 3.116 casos y 50 muertos, o Vietnam, con 233 enfermos, ya había optado por establecer un periodo de cuarentena para todas las personas en el país.

Mientras, Filipinas, 3.000 infectados y 136 muertos, dio un paso intermedio al imponer el aislamiento y cuarentena de la región de Luzón, la más poblada del país y donde se encuentra la capital.

El Gobierno de Indonesia, a pesar de ser la nación del Sudeste Asiático con mayor número de decesos con un total de 170, estudia el confinamiento de algunas zonas aunque aún no se ha decidido a dar el paso.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias