Sumate: CNE publica con un año de retraso informes de acompañamiento electoral del 20M | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Nota de prensa

La Asociación Civil Súmate informó que el Consejo Nacional Electoral demoró un año en hacer públicos los informes del acompañamiento internacional de la jornada comicial celebrada el 20 de mayo de 2018 que fue irregular desde su convocatoria, hecha por la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente y avalada por el ente comicial.

Cabe destacar que en tales informes no se refleja que el proceso del 20-M se efectuó de manera extemporánea y solo se contó con 75 días para su organización, acortando lapsos y actividades que comprometen la transparencia de la elección y para la cual fueron inhabilitados aspirantes a candidatos e ilegalizaron a los principales partidos de oposición. Recordamos que más de 60 países desconocieron el proceso y los resultados, por no contar con las garantías mínimas democráticas de una elección, entre ellas la observación electoral calificada e imparcial, pues carece de credibilidad la participación de invitados internacionales, organizaciones y representantes de países de la región, mayoritariamente con abiertos nexos amistosos con el partido de gobierno.

En este sentido, Súmate considera que el contenido de los seis informes de la observación electoral que fueron publicados por el CNE casi un año después del 20M son complacientes y no reflejan la realidad que se vivió durante esa jornada que estuvo plagada de irregularidades y violaciones a la constitución y las leyes electorales, así como tampoco coinciden con los resultados de la observación ciudadana que realizó y publicó oportunamente Súmate en alianza con la Universidad Católica Andrés Bello, la cual se encuentra registrada en los informes sobre esa jornada.

La información aportada en los resultados del acompañamiento que publicó el CNE apenas el pasado 14 de mayo 2019 es escasa y vaga, no refleja que en los días previos y durante el proceso comicial estuvieron marcados por graves vicios en el sistema electoral, que lejos de garantizar los estándares internacionales, se convirtieron en una violación al derecho a elegir y ser elegido de los ciudadanos.

Un ejemplo de ello es que la Misión Africana indica que el 20-M significó un ejercicio justo, libre y transparente, mientras Súmate recibió 2.365 denuncias de 1.345 centros sobre amenazas y coacción a través del carnet de la patria, mecanismo de control social ejercido por Nicolás Maduro. Esta delegación también asegura que no hubo presencia de puntos rojos a menos de 200 metros en los centros de votación, no obstante, la realidad que registró la observación ciudadana fue otra. Desde Súmate se confirmó la presencia de toldos del PSUV a menos de 200 metros del centro, en 97.07% de los 4.020 centros observados.

Por esa razón Súmate expone que es sesgada la observación del Consejo de Expertos Electorales de América Latina (CEELA) ya que pretende normalizar la instalación de puntos rojos cercanos a los centros de votación, lo cual viola los artículos 75 numeral 1 y 129 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE), que prohíben el proselitismo político y la celebración de reuniones partidistas en las inmediaciones de los centros electorales.

Con estos informes se demuestra que la figura del acompañamiento electoral, que denuncia Súmate, es más una visita turística, que solo ejerce posiciones complacientes al Partido Socialista Unido de Venezuela, con el aval del Poder Electoral.

Desde Súmate se recuerda a la opinión pública nacional e internacional que aunque el artículo 488 del Reglamento de la LOPRE, da al CNE discrecionalidad para determinar la oportunidad y condiciones en que se hará público el contenido de los informes de acompañamiento, queda la duda si el ente comicial se tomó 12 meses para publicar estos documentos o quienes fueron invitados a hacer turismo electoral se demoraron un año en entregar los resultados de la observación complaciente a los intereses del partido de gobierno. De ser cierto esto último, significaría una demostración más de que la figura de “Acompañantes Internacionales” no tiene la fortaleza institucional necesaria para lograr observación electoral imparcial y profesional que de garantías de transparencia a los ciudadanos.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias