Salvadoreños viven comicios presidenciales en un ambiente de fiesta y civismo | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Jóvenes ondeando banderas rojas, celestes y azules, música de reguetón y vendedores ofreciendo comida y bebida daban la bienvenida a los votantes que llegaban a los centros de votación de El Salvador este domingo para elegir al que será su presidente por los próximos cinco años.

Aunque en el interior de los centros electorales la situación era tensa y los vigilantes de cada partido político estaban “ojo al Cristo” o pendientes, afuera el ambiente en general era de fiesta y civismo.

En el Instituto Nacional General Francisco Menéndez (Inframen), uno de los colegios electorales más grandes de la capital, los votantes lucían camisetas de la formación con la que simpatizan y otros objetos alusivos a sus colores políticos.

En medio de la marea de gente que entraba y salía del lugar estaba Rosa María Alvarado, de 75 años, quien, cumpliendo con su derecho constitucional, llegó para “ser parte de esta fiesta cívica”, según comentó a Efe.

La mujer hizo una pequeña fila en su correspondiente Junta Receptora de Votos (JRV), luego se dirigió al anaquel asignado para marcar la papeleta y lo depositó en la urna con una sonrisa de satisfacción por el deber cumplido.

“Esta es una fiesta cívica y hay que vivirla como tal”, dijo Alvarado, quien fue acompañada de un sobrino que le ayudó a movilizarse ya que una caída le ha dejado problemas en su rodilla izquierda.

“Despacio he venido caminando, pero no podía dejar de venir porque esto (votar) es muy importante para todos (…) los que no vienen (a votar) después se quejan y exigen”, expresó.

Igual que Alvarado, el joven Salvador López fue a votar “emocionado e impaciente”, pues esta era la primera vez que ejercía el sufragio, explicó a Efe.

“Estaba algo nervioso y creo que la firma (con la que se deja constancia que el ciudadano acudió a votar) no me salió bien, pero ya voté”, comentó, tras salir de la cancha de baloncesto del Inframen.

A parte de los votantes, dicho centro educativo recibió la visita del jefe de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE) en El Salvador, Carlos Iturgaiz, quien destacó que las elecciones presidenciales avanzaban este domingo “sin complicaciones” y de forma “tranquila y ordenada”.

Iturgaiz recorrió el centro electoral, donde se prevé que unos 12.000 ciudadanos lleguen a votar, para verificar las condiciones en que se estaba desarrollando la jornada, e intercambio unas breves palabras con los miembros de una de las Juntas Receptoras de Votos instaladas en el lugar.

El eurodiputado animó a los salvadoreños a que “ejerzan su legítimo derecho al voto en libertad con el fin de elegir a su presidente para los próximos cinco años”.

Los salvadoreños convocados a votar eligen entre Hugo Martínez, del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN); Carlos Calleja, con la Alianza Republicana Nacionalista (Arena); Nayib Bukele, por la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) y Josué Alvarado, con el partido Vamos.

Los políticos en contienda, jaleados por su seguidores, ya han ejercido su derecho al voto en familia, con la que se retiraron a esperar la llegada de la hora de la verdad: la apertura de las urnas.

Por su parte, el Tribunal Supremo Electoral (TSE), organismo de máxima autoridad en el proceso electoral, continuaba pendiente del desarrollo de la jornada y vigilante ante posibles violaciones de la ley.

Esta es la sexta elección presidencial desde el final de la guerra civil (1980-1992) y de la que saldrá el sucesor de Salvador Sánchez Cerén en el poder Ejecutivo, al que llegó en 2014.

En El Salvador, las elecciones presidenciales se celebran cada cinco años, mientras que las legislativas y municipales se realizan cada tres.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias