Portugal, en silencio y sin pistas sobre Juan Carlos I | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Portugal, uno de los destinos donde se especula que podría estar Juan Carlos I tras su marcha de España, guarda silencio a nivel oficial y las autoridades insisten en que no se sabe nada sobre la situación del monarca emérito español, un misterio sin pistas sólidas.

La elucubración se mantiene ante el misterio del paradero de Juan Carlos I 48 horas después de anunciar su salida de España, con informaciones de algunos medios que apuntaban a Portugal como probable destino.

Estoril, lugar de residencia en su adolescencia, durante el exilio de la familia real española, pero también Azeitão, a media hora de Lisboa y donde amigos íntimos tienen una residencia, han sido apuntados en las últimas horas como lugares clave.

Pero en ninguno de ellos se han confirmado movimientos inusuales que pudieran advertir de la presencia de un exjefe de Estado. La duda permanece y, con el paso de las horas, empieza a generar más atención mediática de la prensa portuguesa, que recuerda su trayectoria.

Desde su vida en Estoril, al “¿Por qué no te callas?” que espetó en 2007 al entonces presidente de Venezuela Hugo Chávez, y que destacan como momento de mayor popularidad: La situación de Juan Carlos I empieza a intrigar cada vez más en Portugal, donde ya es protagonista de las principales tertulias informativas.

SIN INFORMACIÓN

“Había una respuesta políticamente correcta, que era decir que no debería comentar (…), pero voy más lejos, porque verdaderamente no lo sé”, respondía el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, al ser preguntado por si el rey emérito está en el país.

“Y pienso que las autoridades portuguesas tampoco tienen conocimiento sobre esa materia”, remató a periodistas, en alusión al Gobierno del socialista António Costa.

Mientras, desde el Ayuntamiento de Cascais, al que pertenece Estoril, declinan hacer comentarios al ser consultados por EFE.

Su regidor, el conservador Carlos Carreiras, siempre se ha mostrado muy colaborador con la Casa Real española y en 2015 se habló de un ofrecimiento al monarca emérito para que fijara su residencia de verano en Estoril.

El consistorio posee desde 2004 la afamada Casa Santa Maria, que perteneció hasta ese año a la poderosa familia Espírito Santo, banqueros que se convirtieron en el gran apoyo del padre del rey durante el exilio.

En la actualidad esta casa es un museo que acoge visitas guiadas por el edificio, se encuentra junto a un faro con vistas al atlántico y también acoge exposiciones temporales.

El silencio se impone también en los principales partidos políticos de Portugal ante la falta de informaciones.

AMIGOS CON DUDAS

La posibilidad de que Juan Carlos I se instale en Portugal se ve como probable por la estrecha conexión emocional que tiene con el país, al haber sido su último hogar en el exilio antes de asumir funciones institucionales en España.

Su hermana, la infanta Margarita, aún mantiene una residencia en Estoril, aunque algunos amigos portugueses de Juan Carlos I dudan que recale en la zona.

“Aquel Estoril de su juventud desapareció. Queda poca gente de su generación”, declaró a la revista Sábado alguien cercano a su entorno que prefirió no identificarse.

Si lo ha hecho Jorge Arnoso, uno de sus mejores amigos de infancia, que dijo a la publicación que no ve probable una nueva vida en Portugal.

“A él siempre le gustó mucho venir a Portugal, que considera un poco su patria. Los amigos aquí son ya pocos porque estamos en una edad en que vamos desapareciendo”, comentó.

Arnoso no es la única familia con la que mantiene buenas relaciones tras tantos años, también están los Espírito Santo.

Precisamente de los Brito e Cunha-Espirito Santo es el otro complejo donde se especula que podría estar, la finca “Quinta do Peru”, en la localidad de Azeitão, unos 35 kilómetros al sur de Lisboa, en el Parque Natural Arrábida, extremo tampoco confirmado.

BUENAS RELACIONES ESPAÑA-PORTUGAL

El atractivo de Portugal como destino se basa también en las excelentes y muy estrechas relaciones entre los Gobiernos, y las jefaturas de Estado de España y Portugal.

Ambas naciones cuentan con líderes de Ejecutivo socialista, Pedro Sánchez y António Costa, respectivamente, y Felipe VI y Marcelo Rebelo de Sousa han protagonizado numerosos y cordiales encuentros, el último de ellos el pasado 21 julio en Madrid.

Ambos almorzaron y después visitaron juntos el Museo del Prado en el marco de un viaje privado del presidente portugués, prueba también de una buena relación personal.

Además los dos países escenificaron sus buenas relaciones el pasado 1 de julio, con un acto simbólico de la reapertura de la frontera común celebrado entre Elvas y Badajoz, y al que asistieron ambos jefes de Estado y jefes de Gobierno.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias