Por qué algunos países prohíben la tecnología de Huawei 5G | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Redacción 800 Noticias

El gobierno británico anunció este martes una serie de medidas para eliminar al fabricante chino de teléfonos Huawei de las redes móviles 5G del país.

La decisión responde al endurecimiento de las posiciones de Estados Unidos hacia Huawei, mientras supone un desafío a las de China.

¿Qué países están preocupados por Huawei?

En el centro del debate hay una pregunta simple: ¿puede Occidente confiar en Huawei o el uso de su tecnología dejará vulnerables a las redes de comunicación y a nuestros propios teléfonos móviles?

Estados Unidos dice que Huawei podría ser utilizado por China para espiar, a través de su tecnología 5G.

Señala los antecedentes militares de Ren y el papel de Huawei en las redes de comunicaciones para argumentar que representa un riesgo de seguridad.

Ren fue miembro del Ejército Popular de Liberación, las Fuerzas Armadas chinas, durante nueve años hasta 1983. También es miembro del Partido Comunista de China.

“Cuando Ren Zhengfei era un hombre joven, necesitabas ser miembro del Partido Comunista para tener un puesto de responsabilidad”, aseguró.

Washington prohibió a las empresas estadounidenses hacer negocios con Huawei (por ejemplo, diseñar y producir chips) y quiere que sus aliados la veten de sus redes 5G.

Para Reino Unido, seguir adelante con el uso del equipo de Huawei podría afectar las conversaciones comerciales vitales entre Reino Unido y Estados Unidos (después del Brexit) y EE.UU. advirtió que tal decisión podría arriesgar una futura cooperación de seguridad.

Pero decidir prohibir a Huawei de la red 5G en Reino Unido podría generar el riesgo de represalias chinas, como un posible ciberataque.

5G, ¿cuál es el problema?

Muchos países se están preparando para pasar de redes móviles 4G a 5G, más avanzadas.

Las velocidades de descarga 10 veces más rápida que las actuales cambiarán radicalmente la forma en que trabajamos, nos comunicamos y transmitimos videos.

Artículo completo en EL Comercio

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias