Piloto Robert Wickens competirán en las carreras virtuales de IndyCar | 800Noticias
800Noticias
Deportes Motores

800 Noticias | EFE

El piloto canadiense Robert Wickens, incapacitado para conducir un auto de carreras luego de sufrir un accidente, volverá a las pistas, ya que pretende competir en la segunda carrera de la serie IndyCar virtual.

Cuando sus esperanzas de correr en la Fórmula Uno se desvanecieron, regresó a las filas para competir en la Serie IndyCar, pero los médicos le dijeron que no podría volver a caminar después de un horrible accidente que sufrió en Pocono, en agosto del 2018.

Pero ahora, gracias a la tecnología, Wickens, campeón de IndyCar del 2014 y ganador de las 500 Millas de Indianápolis del 2018, está a punto de regresar a las carreras.

Wickens está programado que compita en la segunda ronda del IndyCar iRacing Challenge, una carrera virtual de 45 vueltas en Barber Motorsports Park, un autódromo de Alabama, que promete mucho para las esperanzas de regreso de Wickens.

“Aunque esto es por diversión, lo veo como el proyecto a largo plazo que regrese a las carreras”, declaró este viernes el piloto canadiense.

“Siempre supe que la simulación sería la mejor manera de probar diferentes configuraciones de freno. Este es el paso uno de 100 que me lleven a la serie NTT IndyCar”.

Después del accidente de Pocono, Wickens, de 31 años, fue trasladado vía aérea de la pista al hospital, donde le diagnosticaron fracturas de columna torácica, del cuello, de tibia y peroné en ambas piernas, en ambas manos, del antebrazo derecho, del codo, de cuatro costillas y una contusión pulmonar. La lesión más grave fue la médula espinal magullada.

Cuando los médicos le dijeron su pronóstico, Wickens estaba decidido a demostrar que estaban equivocados, con el apoyo total de los pilotos y equipos de la serie.

Wickens llevó su rehabilitación a las redes sociales para que el mundo pudiera ver. En enero del 2019, publicó un vídeo que lo mostraba caminando con ayuda. Dos meses después, regresó a su primera carrera desde el accidente.

En julio, en Toronto, Wickens tomó el auto de seguridad para dar una vuelta en el desfile con el uso de controles manuales.

Durante las últimas cinco semanas, los aficionados han presenciado a Wickens haciendo flexiones, caminando sobre una cinta y trabajando con un andador.

Y ahora, con NBCSN transmitiendo la carrera, podrán ver el futuro potencial que Wickens y sus colegas han imaginado.

Después de que Wickens se perdiera el evento de la semana pasada porque no pudo encontrar un volante adecuado para evitar los pedales, le llegaron dos esta semana, uno a través de su equipo, el otro del expiloto de IndyCar, Max Papis.

“Veo esto como una gran herramienta de entrenamiento para hacer que mi mano pueda dominar los controles”, comentó el piloto canadiense.

Agregó que “ahora, obviamente, con lo que está sucediendo en el mundo, la simulación, las carreras virtuales, los deportes electrónicos, tomaron el centro del escenario y lo hicieron realidad muy rápidamente. Creo que se podría decir que soy casi un beneficiario de lo que está sucediendo en el mundo en este momento ahora”.

La carrera virtual debut de IndyCar el fin de semana pasado atrajo a 433.000 espectadores combinados a las transmisiones en línea de IndyCar e iRacing.

Los espectadores totales aumentaron a 600.000 cuando el IndyCar contó cuántos canales de juegos o canales de vídeo de los conductores fueron vistos.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias