Panamá reporta un muerto y 664 contagios por COVID-19 en sus cárceles | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

800 Noticias | EFE

Un recluso muerto y 664 contagiados por COVID-19 se han registrado en el sistema carcelario de Panamá, informaron este lunes las autoridades, que precisaron que hay tres reos hospitalizados por la enfermedad.

La cárcel de Santiago de Veraguas, que tiene poco más de 500 reos, registra la mayor cantidad contagios confirmados del nuevo coronavirus con un total de 313, indicó un comunicado de la Dirección General del Sistema Penitenciario.

Le sigue la Nueva Joya, la cárcel más moderna y grande del país, con 228 casos; la cárcel de mujeres Cefere, con 97, y el presidio Nueva Esperanza, con 26 contagios confirmados.

La información oficial señaló que 35 reos, 20 de la cárcel de mujeres y 15 de la cárcel Nueva Esperanza, situada en la provincia caribeña de Colón, se han recuperado de la enfermedad.

Un reo falleció y otros tres se encuentran hospitalizados, de acuerdo con el comunicado oficial difundido este lunes.

Asimismo, hay 26 custodios y 7 funcionarios que han resultado positivo del coronavirus, le dijo a Efe el viernes pasado la Dirección General del Sistema Penitenciario de Panamá.

Precisó además que los reos son separados del resto apenas se detectan los síntomas del nuevo coronavirus, y que de confirmarse el contagio “se procede a aislarlos en sitios externos al penal que ya estaban contemplados antes de la llegada del COVID-19 a los centros penitenciarios”.

“Mientras que en la cárcel de Santiago, se adecuó un área interna temporal para separar los casos positivos y sospechosos de aquellos que salieron negativos o no presentan ningún tipo de síntomas mientras se evacúan a otros centros si es necesario y los positivos aumenten”, dijo el ente encargado de las prisiones.

En Panamá hay una veintena de cárceles, al menos 16 para adultos, y la población penal ronda los 17.000 personas, con una hacinamiento que superaba en 2017 el 115 % en promedio, de acuerdo con la información disponible.

La magistrada panameña Esmeralda Arosemena de Troitiño, quien es comisionada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y expresidenta de ese organismo, le dijo el viernes a Efe que hay preocupación por la situación de las cárceles de Panamá en medio de la pandemia.

La CIDH considera que la situación de las prisiones de Panamá “es crítica”, ya que a la población carcelaria “le está impactando de una manera desproporcionada” el COVID-19, dijo Arosemena de Troitiño.

Panamá acumulaba hasta el domingo 336 muertes y 13.463 contagios confirmados de la enfermedad.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias