Nueva terapia procedente de las frutas para el Parkinson - 800Noticias
800Noticias
Salud

800 Noticias

Un compuesto aromático que se encuentra comúnmente en las hierbas, las bayas y los perfumes también puede contrarrestar los síntomas conductuales y neurológicos de la enfermedad de Parkinson, según nuevo estudios realizados con ratones de laboratorio, publicados en la revista ‘Science Translational Medicine’.

El investigador Ted Dawson, de la Johns Hopkins University School of Medicine, y sus colegas de diversos centros investigadores de Estados Unidos, estos resultados sugieren que el compuesto, llamado farnesol, podría aliviar los síntomas y ralentizar la degeneración de las neuronas en los pacientes, que actualmente tienen pocas opciones de tratamiento eficaces.

«Será importante determinar la cantidad de farnesol que se puede tolerar con seguridad en los seres humanos y sus propiedades farmacocinéticas y si el farnesol protege contra los efectos degenerativos de la EP en los seres humanos», adelantan los autores.

Los científicos ahora están investigando las causas de la enfermedad de Parkinson, pero la investigación ha sugerido que las mutaciones genéticas pueden desempeñar un papel importante en la aparición y progresión de la enfermedad.

Por ejemplo, los experimentos han vinculado gran parte de los efectos de la enfermedad a mutaciones que inactivan la enzima Parkin, que hace que su sustrato, la proteína PARIS, se acumule en el cerebro y dañe las neuronas. Sin embargo, se necesita más investigación para entender exactamente cómo la PARIS puede impulsar la enfermedad de Parkinson y si podría ser un objetivo para nuevas terapias.

Los investigadores examinaron varios compuestos y descubrieron que el farnesol podía suprimir la PARIS mediante una reacción bioquímica conocida como farnesilación. Como resultado, el compuesto farnesilado ralentizaba la muerte de las neuronas en varios modelos de ratón de la enfermedad de Parkinson y mejoraba el rendimiento de los animales en las pruebas de comportamiento y motoras.

Los investigadores también observaron cantidades más bajas de PARIS farnesilado en muestras de cerebro de pacientes con la enfermedad de Parkinson que en las muestras de cerebro de los controles, insinuando que el PARIS también podría ser un objetivo del farnesol en los seres humanos.

Los científicos señalan que el farnesol tiene varias propiedades químicas prometedoras para el desarrollo de fármacos, pero advierten de que se necesitan más estudios para evaluar su perfil de seguridad y sus efectos en los seres humanos.

Con información de Infosalud. 

Síguenos por @800noticias