MODUS OPERANDI | Víctimas de extorsión hacen entrega en el retén de Cabimas | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Con información de La Verdad

La vida de la familia Pineda cambió luego de que recibieran una llamada donde le exigieron el pago de una alta cantidad de dinero a cambio de su protección.  Los jóvenes comerciantes son víctimas de terrorismo psicológico y como prueba de lo que son capaces de hacer, los delincuentes tirotearon su residencia.

Los Pineda se niegan a pagar el dinero solicitado. Levantaron la denuncia en el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), en la Costa Oriental del Lago, pero el detalle de ser obligados a ir al Centro de Arresto Preventivo de Cabimas, buscar a un presunto pram y entregarle personalmente el dinero, da un giro a lo que pudieran ser las actuaciones del organismo que permita una solución.

Una fuente policial ligada a estas investigaciones, asegura que la novedad de utilizar al retén como punto de entrega, es frecuente  en las recientes denuncias registradas en este y otros cuerpos de seguridad de la Costa Oriental del Lago.  “Es el nuevo modus operandi de los extorsionadores. Obligan a sus víctimas a visitarlos al retén. Esto juega a su favor”.

El especialista asegura que el lugar impide la ejecución con claridad de los procedimientos rutinarios.  Las llamadas “entregas controladas”, son casi imposibles de realizar. La recomendación a las víctimas de estos casos es mantener la calma, lograr otro punto de entrega y salvaguardarse de sus agresores el tiempo que sea necesario.   Los Pineda abandonaron su residencia.

En las municipales 

Los calabozos de los comandos municipales no se escapan de este flagelo. El 23 de noviembre del 2016, Mervin Morillo Marrufo de 21 años, desde su celda en el calabozo de la Policía Municipal de Lagunillas (Polilagunillas), llamaba a sus víctimas y las obligaba a visitarlo para hacer la entrega del dinero.

La irregularidad fue descubierta cuando una de sus víctimas pidió verlo y se mostró nerviosa. Al ser interrogada, pidió ayuda. Marrufo tenía seis meses recluido en el lugar por el delito de extorsión.  Fue removido y puesto a la orden del Ministerio Público.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias