Mayoría de brasileños rechaza actividad minera en tierras indígenas | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

La intención del presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, de liberar la actividad minera en tierras indígenas es rechazada por la mayoría de los brasileños, según resultados de una encuesta de la firma Datafolha divulgados este viernes por una ONG ambientalista.

De acuerdo con el sondeo, contratado por el Instituto Socioambiental (ISA), el 86 % de los brasileños se opone a la entrada de empresas mineras para la explotación de tierras indígenas, una actividad que actualmente es ilegal pero que el líder ultraderechista tiene la intención de legalizar.

De acuerdo con la encuesta, solo un 7 % de los brasileños concuerda completamente con el proyecto del mandatario y otro 7 % concuerda “apenas en parte con la orientación del presidente”.

“La objeción es avasalladora y ocurre en todas las regiones franjas etarias, clases sociales y géneros investigados”, señala la editorial de la ONG publicada este viernes, relacionada con la encuesta.

Desde que era candidato presidencial, Bolsonaro ha manifestado su interés por explotar las tierras indígenas y esta semana insistió en su intención de legalizar al menos la minería artesanal en las reservas, un tema que ha causado polémica en el país.

El jefe de Estado insistió en legalizar la minería artesanal en las reservas en una transmisión al vivo que hizo el jueves en sus redes sociales.

“Yo quiero que el indio, si quiere explotar minería en su tierra, lo haga, porque hay diamantes y oro en las reservas. Y si el indio quiere plantar en su tierra, que lo haga, porque muchos de los ‘defensores’ de los indios los quieren ver sin hacer nada y como seres prehistóricos”, dijo.

“¿Si en Bolivia podemos tener un presidente de la República indio como Evo Morales, por qué nosotros tenemos que dejarlos presos dentro de una reserva indígena?”, agregó.

La Constitución brasileña establece que la minería en los territorios indígenas solo puede llevarse a cabo previa aprobación de una ley por parte del Congreso Nacional.

La convención 169 de la Organización Internacional del Trabajo, que rige como ley en Brasil desde 2004, establece que los pueblos indígenas deben ser consultados en todas las etapas sobre cualquier proyecto minero “para determinar si sus intereses se verían perjudicados”.

Por ser una actividad ilegal, quienes practican la minería en las reservas son perseguidos por las autoridades.

Ejemplo de ello fue la captura este jueves de cinco mineros ilegales que estaban extrayendo ilegalmente oro de tierras indígenas de la región de Ji-paraná, en el estado de Rondonia, al centro oeste de Brasil, y que fueron sorprendidos por agentes de la Policía Ambiental tras ser denunciada su invasión por parte de la Fundación Nacional del Indio (Funai).

La encuesta realizada por la firma Datafolha, que tiene un nivel de confianza de 95 % con un margen de error de más o menos dos puntos porcentuales, entrevistó a 2.088 personas entre el 4 y el 6 de junio en 146 municipios de Brasil.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias