Letizia: 365 días del jaque del que no ha conseguido levantar cabeza | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

800 Noticias

Hace un año, la Familia Real Holandesa visitaba por sorpresa la Feria de Abril de Sevilla. Un viaje privado e inesperado con el que Máxima y Guillermo conseguían, aún más si cabe, ganarse las simpatías de los españoles -y quizás también del resto del mundo- gracias a un gesto que se lleva mucho tiempo esperando de Doña Letizia. Sin embargo, la visita no era fruto de casualidad. Veinte años atrás, en 1999, el entonces príncipe de Orange había conocido a una joven ejecutiva argentina en el exclusivo Club Aero sevillano. Un flechazo para el hijo de Beatriz de Holanda -no tanto para Máxima que le espetó un “estás hecho de madera” cuando la invitó a bailar-, pero sí el germen de una historia que acabaría en boda pocos años después. Por este motivo, Máxima y Guillermo quisieron compartir con sus hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, el lugar en el que empezó su romance.

Hace un año, la Familia Real Holandesa visitaba por sorpresa la Feria de Abril de Sevilla. Un viaje privado e inesperado con el que Máxima y Guillermo conseguían, aún más si cabe, ganarse las simpatías de los españoles -y quizás también del resto del mundo- gracias a un gesto que se lleva mucho tiempo esperando de Doña Letizia. Sin embargo, la visita no era fruto de casualidad. Veinte años atrás, en 1999, el entonces príncipe de Orange había conocido a una joven ejecutiva argentina en el exclusivo Club Aero sevillano. Un flechazo para el hijo de Beatriz de Holanda -no tanto para Máxima que le espetó un “estás hecho de madera” cuando la invitó a bailar-, pero sí el germen de una historia que acabaría en boda pocos años después. Por este motivo, Máxima y Guillermo quisieron compartir con sus hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, el lugar en el que empezó su romance.

Como no podía ser de otra manera, tanto la reina como sus hijas, que destacan por su desparpajo y naturalidad, apostaron por vestirse de flamencas y derrocharon espontaneidad por las calles de la capital andaluza. Ataviadas con diseños de faralaes de Fabiola García-Liñán, Máxima y sus hijas abrieron la veda para una cuestión que lleva en el aire desde que don Felipe contrajo matrimonio con doña Letizia. ¿Cómo es posible que, en más de quince años la Reina no se haya vestido de flamenca si hasta doña Sofía lo ha hecho en más de una ocasión?.

Letizia
Máxima de Holanda y la reina Letizia en una imagen de archivo / Gtres

Ahora, un año después de la ya histórica visita de la Familia Real Holandesa a la Feria y a pesar de que las circunstancias actuales no son las más adecuadas, la cuestión sigue en el aire. Máxima ha vuelto a poner en jaque a doña Letizia, ya que hace unos meses, doña Letizia tuvo la oportunidad de hacer un guiño flamenco durante su visita a El Rocío y se limitó a lucir un vestido de topos, firmado por Chanel.

Es indudable que mientras Máxima y Guillermo se encontraban en Sevilla el pasado año, tanto don Felipe como doña Letizia estaban atendiendo a otro tipo de compromisos, concretamente, asistiendo a la capilla ardiente de Alfredo Pérez Rubalcaba. Una razón más que suficiente que justifica su ausencia en cualquier acto de carácter festivo, pero que no es óbice para que puedan plantearse de cara al futuro acudir a alguna romería, sobre todo porque si don Juan Carlos y doña Sofía lo hacía, no existe motivo para que ellos no lo hagan y parece que el país pide con ganas ver a la Reina vestida de flamenca, reseño Ok Diario. 

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias