Léster Toledo: El 23F se abrieron los ojos del mundo | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Nota de prensa

Lester Toledo, dirigente nacional de Voluntad Popular, y quien justo hace un año estuvo al frente de la coordinación internacional de la Ayuda Humanitaria para Venezuela, rememoró los hechos del 23 de febrero de 2019, fecha en la cual se exigió al régimen de Maduro se abriera el canal humanitario para Venezuela, y en respuesta, este ordenó incendiar los camiones que trasladaban la carga vital.

“Aquel día, el régimen de Nicolás Maduro reveló ante el mundo su naturaleza criminal, todos fuimos testigos de cómo se cometió la más flagrante violación al derecho a la vida de los venezolanos, cuando ordenó quemar los camiones que portaban la Ayuda Humanitaria, insumos que urgían pasar a territorio nacional para salvar vidas de miles de personas”.

Con la quema de los camiones de la Ayuda Humanitaria el régimen pretendió sofocar la esperanza en los venezolanos, señaló Toledo, al tiempo que añadió, que, a pesar de todos los ataques a este titánico esfuerzo que se realizó para coordinar esta ayuda, a pesar del cierre de las fronteras, de la represión y la persecución, ese cometido, no se logró, por el contrario gracias a aquellos sucesos hoy el régimen está recibiendo su castigo.

“El 23 de febrero, cinco presidentes y cientos de periodistas de todo el mundo hicieron presencia en Cúcuta y fueron testigos de toda aquella barbarie, abrieron los ojos del mundo sobre la naturaleza criminal del régimen de Maduro. No en vano a partir de aquel día se incrementaron las sanciones  y arreciaron las acciones de presión, al punto de que a un año de aquellos sucesos, sancionaron a la estatal de petróleo rusa Rosneft y se habla de inminentes acciones navales y sanciones más contundentes, si bien no se abrió el canal humanitario, pero si lo ojos del mundo”.

Quien  ocupó la coordinación internacional para la Ayuda Humanitaria de Venezuela reivindicó la valentía y el arrojo de miles de voluntarios que aquel día se expusieron para salvar la vida de otros, intentando recuperar las cajas de ayuda humanitaria incendiadas por la dictadura.

“Aún nos duele en el alma la quema de esos camiones, sufrimos al igual que nuestros voluntarios que aguerridamente y a costa de sus propias vidas se arriesgaron para salvar esa carga vital”.

Para Toledo, dirigente nacional de Voluntad Popular y quien se encuentra en situación forzosa de exilio, el compromiso por contribuir a alcanzar la libertad de Venezuela continua intacta.

“El mundo entero sabe que cada día que el usurpador permanece en Miraflores son centenares de vidas de venezolanos que se exponen a la muerte. Por ello, en nombre de quienes han fallecido en manos de este régimen mientras esperaban ser atendidos, en nombre de los voluntarios que aquel 23 de febrero salvaron valientemente de las llamas la ayuda humanitaria, de los heridos, de los presos políticos, no desmayaremos en nuestro propósito, resistiremos e insistiremos. Estamos claros que esto se trata de continuar la lucha y de insistir, insistir e insistir, hasta lograr nuestro fin, que es la libertad”.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias