La tormenta Bertha se debilita tras tocar tierra en EEUU | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Bertha, la segunda tormenta tropical que se anticipa al inicio oficial de la temporada de huracanes del Atlántico y la primera en tocar tierra, lo hizo este miércoles en Carolina del Sur (EEUU), sacudió la costa este estadounidense con fuertes lluvias y vientos, pero sin causar grandes alteraciones.

La fugaz Bertha se formó hoy frente a la costa de Carolina del Sur y a las pocas horas tocó tierra en Mount Pleasant, al este de Charleston, para finalmente debilitarse a depresión tropical en las últimas horas.

Aunque el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos ya eliminó todos los avisos de tormenta tropical en las zonas costeras, ha alertado de que las lluvias seguirán durante el día y pueden causar inundaciones en zonas que ya estaban además sometidas a la inclemencia del tiempo en los últimos días.

Esta agencia federal, con sede en Miami, alertó en ese sentido de acumulaciones de lluvia de hasta 20 centímetros (unas 8 pulgadas) en el este y centro de Carolina del Sur, como también en áreas de Carolina del Norte y Virginia.

“Esta lluvia puede producir inundaciones repentinas que amenazan la vida, agravar y prolongar las inundaciones continuas de los ríos, y producir rápidas subidas de los cauces en ríos más pequeños”, advirtió el NHC en su boletín más reciente.

Autoridades de Carolina del Sur reportaron en sus costas, desde Charleston hasta Myrtle Beach, fuertes lluvias y peligrosas corrientes de resaca que se espera permanezcan durante todo el día, pero no han informado de daños.

Sin embargo, cuando aún no tenía nombre y Bertha era apenas una perturbación, azotó con fuertes lluvias a Miami y otras áreas del sureste de Florida durante el fin de semana del Día de los Caídos, dejando inundaciones y algunos techos destrozados.

Antes de tocar tierra, en Carolina del Sur, esta tormenta de poca vida llegó a tener vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora (50 millas).

La ahora depresión tropical, que se prevé se convertirá esta noche en un remanente de baja presión, se desplazaba hacia el norte noroeste a 24 kilómetros por hora (15 millas), según el más reciente boletín del NHC.

Se espera que este movimiento general continúe la noche del miércoles, seguido mañana jueves de un giro hacia el norte con un aumento en la velocidad de avance.

Bertha, que se debilitará aún más en los próximos dos días, según el NHC, se trasladará sobre el norte de Carolina del Sur esta tarde, y sobre el centro de Carolina del Norte esta noche.

Con Bertha, la temporada, que comienza el próximo lunes 1 de junio y concluye el 30 de noviembre, suma ya dos tormentas tempraneras junto con Arthur, que se formó el pasado 16 de mayo frente a la costa central de Florida.

Una actividad que parece darle la razón a la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA), que pronosticó el jueves pasado una temporada de huracanes “extremadamente activa”.

La NOAA prevé 13 a 19 tormentas tropicales con nombre – vientos de 63 kilómetros por hora (km/h), de los cuales 6 a 10 podrían convertirse en huracanes, con vientos de 119 km/h, de los cuales de 3 a 6 podrían derivar en huracanes mayores, es decir con vientos máximos sostenidos de 178 km/h o más.

Esta agencia federal fundamenta esa previsión en su expectativa de que las condiciones del fenómeno de El Niño, que típicamente suprime la actividad de huracanes en el Atlántico, permanezcan neutrales o que se inclinen hacia La Niña, que suele potenciarla.

Tormentas tempraneras como Arthur y Bertha han sido usuales en las últimas ocho temporadas, tanto que los meteorólogos se preguntan si debe ampliarse el rango de la temporada.

Sin embargo, concuerdan que estos fenómenos pretemporada no suelen presentar peligro y que el verdadero riesgo son los huracanes, infrecuentes incluso en el mes de junio.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias