La hija de Cristina Fernández afirma que el ensañamiento judicial la enfermó | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

EFE

Florencia Kirchner, hija de la expresidenta argentina y actual vicepresidenta Cristina Fernández, afirmó que el “ensañamiento judicial” que padeció desde 2016 la “enfermó”, por lo que debió realizar un extenso tratamiento durante más de un año en Cuba.

“Todo lo que estaba pasando acá, particularmente el ensañamiento que había conmigo, me tenía muy bloqueada. Fue bastante complejo para mí, tuve períodos de depresión hasta que me empezó a hablar físicamente el cuerpo con cosas que me empezaron a pasar, ya no a nivel sólo psíquico sino físico, como una somatización”, declaró la joven de 29 años en la noche del jueves en una entrevista con la radio Futurock.

En sus primeras declaraciones públicas tras regresar semanas atrás de Cuba, donde permaneció más de un año, la hija de los expresidentes Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015) apuntó contra “el ensañamiento judicial” que padeció durante el Gobierno del conservador Mauricio Macri (2015-2019).

Florencia Kirchner está acusada en dos causas judiciales, denominadas Los Sauces y Hotesur, por formar parte del directorio de estas dos empresas de la familia Kirchner investigadas por supuesto lavado de dinero.

“Empezó a haber un ensañamiento judicial, me mandaban policía a mi casa, donde parecía que todas las semanas iba a pasar algo, donde tenía dos jueces haciendo conmigo absolutamente lo que querían, eso fue lo que me enfermó a mí. Obvio que lo mediático sumó un montón, lo que pasó desde julio de 2016 yo ni siquiera había visto con otra persona”, sostuvo la joven, que aseguró que vivió una “persecución política”.

Florencia Kirchner había viajado originalmente a Cuba a realizar un curso de cine, pero tras realizarse un estudio médico decidió quedarse a realizar allí el tratamiento.

La expresidenta, procesada en varias causas por supuesta corrupción, la visitó numerosas veces en la isla caribeña, siempre tras obtener la autorización judicial para salir del país, y en su último viaje en marzo volvió acompañada por la hija.

La joven narró que por la depresión que atravesaba tenía indicado no seguir desde Cuba las noticias de Argentina, por lo que se enteró a través de una amiga que su madre había decidido ser la compañera de fórmula de Alberto Fernández del peronista Frente de Todos en las elecciones de 2019 y que recibió con “mucha emoción” su triunfo electoral.

“Ahora estoy mejor, por algo estoy de regreso acá, pero tengo mis días también. Estoy sanando algunas cosas pero deprimida ya no estoy”, declaró Florencia Kirchner a la radio.

Suscribir vía Telegram
Síguenos por @800noticias