Junta militar sudanesa promete un Gobierno civil pero no convence a la calle | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Un día después de que Omar al Bashir fuera apartado de la presidencia, la junta militar que ha asumido el poder en Sudán ha prometido que lo entregará a un Gobierno civil tras la etapa transitoria, pero miles de manifestantes permanecen en las calles de la capital para exigir un cambio real y profundo.

La joven artista Hayat Ahmed Ozman, de 21 años, participa en la acampada de protesta establecida el pasado sábado en los alrededores de la sede de la comandancia del Ejército sudanés en Jartum y asegura a Efe que hoy hay más gente que nunca.

“El número de personas aumenta y la gente viene de otras regiones lejanas” del país, relata, a pesar del toque de queda entre las 22:00 y las 04:00 hora local (20:00-02:00 GMT) que entró en vigor anoche y se prolongará durante un mes, por orden de los militares.

“A la gente no le importó, permanecieron en el lugar de la acampada, pero sí cerraron los caminos de acceso” por la noche, aunque por primera vez no se produjeron ataques de las fuerzas de seguridad durante la madrugada, tal y como venía sucediendo en los días anteriores.

Ozman explica que en la sentada los manifestantes se sienten cómodos: “Hay agua, comida, bebida, farmacias, medicamentos y tiendas de campaña para dormir gracias a la ayuda proporcionada por los ciudadanos”.

La joven y muchos otros han decidido permanecer en las calles para “erradicar por completo el gobierno (de Al Bashir) y todos sus órganos y figuras”, en sus palabras, y para seguir presionando a la junta militar, que hoy ha asegurado que está de parte del pueblo y no le traicionará, y sólo busca mantener la seguridad del país.

Según Ozman, los militares “infravaloran la conciencia de los jóvenes”, y la promesa de traspasar el poder a una autoridad civil al cabo de la etapa de transición “forma parte de la traición” a los manifestantes.

El jefe del comité político del denominado Consejo Militar Transitorio, Omar Zein Alabidín, ha asegurado en una rueda de prensa que el Ejército no ha llevado a cabo un “golpe de Estado” y que no se mantendrán en el poder “ni un día más después de los dos años” de transición establecidos.

Asimismo, ha remachado que “el Gobierno será completamente civil”, pero ha pedido a las fuerzas políticas que se pongan de acuerdo sobre ese Ejecutivo y a los manifestantes que aporten soluciones e ideas para los problemas actuales.

Sin embargo, la Asociación de Profesionales Sudaneses, que aglutina a sindicatos opositores, ha respondido asegurando en un comunicado que “no hay duda de que lo sucedido es un mero cambio de máscaras del mismo régimen contra el cual el pueblo se rebeló” y que desea “erradicarlo de raíz”.

La Asociación ha añadido que resistirá el estado de emergencia, el toque de queda y todas las medidas excepcionales anunciadas ayer por el Ejército y “ante todas las formas de violencia y terror a las que el régimen intentará someter al pueblo” a partir de ahora.

Las organizaciones de derechos humanosdenuncian que miembros de la actual cúpula militar han cometido abusos durante el mandato de Al Bashir y exigen que se respeten las libertad básicas de los ciudadanos en la etapa transitoria.

Por su parte, el comandante de las Fuerzas de Apoyo Rápido del Ejército sudanés, el general Mohamed Hamdan Daqlo, ha declarado que no participará “en la junta del golpe militar”.

Daqlo declaró en un comunicado publicado en las redes sociales que esas fuerzas especiales seguirán “trabajando por la unificación del país, el respeto de los derechos humanos y la protección del pueblo sudanés” en esta “fase delicada” en la que Sudán debe estar “bajo el paraguas de las Fuerzas Armadas y las otras fuerzas regulares” de seguridad.

De momento, sólo ha tomado posesión el presidente del Consejo Militar Transitorio, el ministro de Defensa Awad bin Auf, y su vicepresidente, el jefe del Estado Mayor del Ejército, Kamal Abdelmaaruf.

Pero el nombramiento de los demás miembros ha sido pospuesto hasta la celebración de consultas con las fuerzas políticas, a las que no ha sido invitado el partido de Al Bashir.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias