Juicio por corrupción contra Cristina Fernández se mantiene | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

La Justicia Argentina rechazó este lunes suspender el juicio a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) y a otros doce acusados en una causa por supuestas irregularidades en la concesión de obras públicas viales en la provincia sureña de Santa Cruz.

El Tribunal Oral Federal 2 de Buenos Aires desestimó todos los planteos que esgrimió la defensa para la suspensión del juicio al considerar, entre otros motivos, que no tienen “sustento fáctico” y contienen razones “infundadas”.

El caso se centra en supuestas irregularidades durante los gobiernos kirchneristas (2003-2015) en la adjudicación a Lázaro Báez, empresario cercano al fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), de medio centenar de obras públicas viales por valor de unos 46.000 millones de pesos (alrededor de 807 millones de dólares) en Santa Cruz.

Según la acusación, en los 12 años de mandatos kirchneristas se adjudicaron a Báez más de 50 obras, el 80 % del total en ese distrito, muchas de las cuales quedaron inacabadas, tuvieron sobreprecios o eran innecesarias.

Una vez rechazada la suspensión del juicio, la próxima audiencia del caso está prevista para el lunes 2 de septiembre.

El exministro de Planificación Julio de Vido; el exsecretario de Obras Públicas José López, Lázaro Báez, Raúl Daruich y Héctor Garro fueron autorizados a no acudir personalmente.

Esta causa llevó por primera vez a Fernández, candidata a vicepresidenta de Argentina por el peronista Frente de Todos, a sentarse en el banquillo el pasado 21 de mayo por la supuesta comisión de delitos de asociación ilícita y de administración fraudulenta en perjuicio de la Administración Pública.

En total están acusadas trece personas: Cristina Fernández, Julio de Vido, Lázaro Báez, José López, Carlos Kirchner -primo de Néstor Kirchner-, Nelson Periotti, Raúl Daruich, Mauricio Collareda, Héctor Garro, Juan Villafañe, Raúl Pavesi, José Raúl Santibañez y Abel Fatala.

El Tribunal autorizó a la expresidenta argentina viajar a Cuba hasta el 30 de agosto para visitar a su hija, Florencia Kirchner, quien está siendo tratada, según reveló la propia exmandataria, por un “trastorno de estrés postraumático” y por dolencias secundarias.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias