Irán rechaza acusaciones de EEUU sobre ataques y también reunión con Trump | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El Ministerio de Exteriores de Irán rechazó nuevamente las acusaciones de Estados Unidos sobre su implicación en los recientes ataques en Arabia Saudí, así como un posible encuentro entre los presidentes de ambos países.

“Estas acusaciones son inaceptables y completamente infundadas”, dijo el portavoz de Exteriores, Abas Musaví, en rueda de prensa sobre los ataques con drones del sábado a dos refinerías de la petrolera saudí Aramco.

“La coalición liderada por Arabia Saudí con el respaldo de los países occidentales ha cometido extensos crímenes de guerra en el Yemen y es natural que el pueblo y el Ejército yemeníes respondan para parar esos crímenes”, justificó.

La ofensiva fue reivindicada por los rebeldes hutíes yemeníes, apoyados por Irán, pero el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, responsabilizó directamente a la República Islámica y aseguró que no hay “evidencias” que sugieran que los ataques procedían del Yemen.

El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró por su parte este domingo que está “cargado y listo” para responder al ataque contra refinerías saudíes y dijo que, aunque cree saber quién es el “culpable”, está esperando la respuesta de Riad para saber cómo proceder.

Además, según publicaron medios estadounidenses, la inteligencia del país tiene pruebas de que Irán lanzó casi una docena de misiles de crucero y más de 20 aviones no tripulados desde su territorio.

Musaví reconoció que “Irán ha anunciado claramente su apoyo al pueblo yemení”, en alusión a los rebeldes hutíes, pero subrayó que “atribuir a Irán este tipo de ataques está en la línea de máximas mentiras”.

“La guerra es entre los yemeníes y los saudíes y no tiene que ver con la República Islámica”, apostilló pese a su respaldo a los hutíes que, según Teherán, es solo político, mientras que Riad y Washington denuncian que Irán financia y arma a los insurgentes.

El portavoz también consideró “tonterías” las declaraciones del senador republicano Lindsey Graham, un “halcón” en política exterior, que quiere que Washington bombardee refinerías iraníes, en respuesta al ataque contra Arabia Saudí.

Ese tipo de represalia parece poco posible, pues en julio ya Trump descartó atacar Irán en respuesta al derribo de un dron estadounidense en el estrecho de Ormuz.

La tensión entre Teherán y Washington ha escalado desde la retirada el año pasado de EEUU del acuerdo nuclear de 2015 y su reimposición de sanciones contra Irán, pero Trump asegura que está abierto al diálogo.

Ayer mismo, Trump volvió a no descartar la posibilidad de una reunión con su homólogo iraní, Hasan Rohaní, una cita que podría darse a finales de mes en la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Sin embargo, el portavoz iraní de Exteriores desestimó hoy esta opción, como ya han hecho en reiteradas ocasiones otros responsables iraníes, al menos hasta que EEUU levante sus sanciones.

“No confirmo tal reunión. Esta reunión no está en nuestra agenda, y tampoco creo que tenga lugar en Nueva York”, aseveró Musaví.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias